“Las mujeres tenemos que entender que la lucha no está entre nosotras”: Eufrosina Cruz

0
201

Rodrigo Islas Brito/RIOaxaca.

Oaxaca de Juárez. Para Eufrosina Cruz Mendoza ser mujer indígena no es ser más ni ser menos, simplemente es su  identidad cultural.  Su lengua, su vestimenta.

Así lo afirma en entrevista quien cobró notoriedad al triunfar en la elección a presidenta municipal de su natal Santa María Quiegolani en 2007, solo para que después su triunfo fuera anulado por los hombres de su pueblo, con el argumento de que sus usos y costumbres marcaban que las mujeres no podían ser electas para cargos públicos.

“Trabajo para que el día de mañana nadie le diga a una mujer que por el hecho de ser mujer no pueden opinar, defender sus puntos de vista, alzar la voz y decidir por ellas”.

Comenta la nueva diputada panista plurinominal de la futura 63 legislatura estatal, que este ha sido su argumento y su  defensa, el defender sus puntos de vista e ideales, asumiendo las consecuencias y las responsabilidades que esto conlleva.

“Al defender tus puntos de vista también vienen tus propios cuestionamientos y señalamientos” dice Eufrosina, quien hasta los doce años de edad aprendió a hablar español, nunca abandonando su zapoteco originario.

Comenta que su nombramiento de Forbes como una de las mujeres más poderosas de México solo la ha vuelto más responsable, reitera que las mujeres ya no están para que la sociedad las siga viendo como grupos vulnerables.

“Debemos ser capaces de llegar y lograr las cosas hasta donde queramos”.

De la paridad de género, remarca que para que esta realmente se de en México y específicamente en Oaxaca, esta “debe romper paradigmas culturales”.

“Tenemos que entender que entre mujeres la lucha no está entre nosotras. Muchas veces en el conflicto nosotras somos nuestras propias enemigas, las propias mujeres”.

Sobre  la reforma política para la equidad de género afirma que para que esta se logre en los 570 municipios de Oaxaca las mujeres deben entender primero que para cumplir esas letras hay que dar un primer paso.

“El querer hacer, querer ser líder en nuestra comunidades. Rompiendo miedos, muchas veces como mujeres el miedo es nuestro peor enemigo”.

Eufrosina considera que si eso se logra, la aplicación de la reforma  ya será una cuestión secundaria, aunque por supuesto debe existir un compromiso muy importante de las autoridades para hacer cumplir la reforma, “si no, no tiene caso”.

“No es una lucha en contra de las costumbres, ni de los hombres. Simplemente queremos construir una sociedad más igualitaria”.

“En donde todos como mujeres y hombres decidamos que queremos para nuestras comunidades y nuestro estado, sino se consolida está participación no puedes hablar de democracia, y sin democracia no hay desarrollo, y sin desarrollo no puedes romper ni con la pobreza, ni con la marginación”.

De su declarada ambición de ser gobernadora de Oaxaca, Cruz declara que “el día en el que las cúpulas de los partidos políticos entiendan que las mujeres también están preparadas para dirigir un municipio o un estado, la cosa va a cambiar.

Dice que en seis años espera que el espectro este abierto por fin a que una mujer compita por la gubernatura

“Es parte de mis sueños y mis ideales” dice la diputada asegurando que lo suyo es buscar que la gente tenga mejores  condiciones de vida.

Respecto a la tan traída y comentada reelección legislativa, Eufrosina dice que como diputada federal ella votó la  reforma político electoral en contra porque en su momento no abarcaba mucho de los temas que padece y que vive Oaxaca.

“Este tema de la reelección se puede ver desde dos puntos de vista. Uno, que ojala que no se creen cacicazgos políticos sino que se evalué el trabajo del legislador o del presidente municipal. Pero que desde esa posición no ocupe sus recursos para controlar “

“Y dos, que se califique a los mejores perfiles para que de verdad sea una reelección democrática, no de imposición, que no la gane quien tenga más recurso”.

Si como diputada prefiere legislar o gestionar, Cruz se pronuncia por las dos cosas.

“Pero la primera función es legislar. No es nada más proponer iniciativas y puntos de acuerdo que se turnen a comisiones para que nada avance”.

“Legislar es tener la capacidad para cabildear para que esas iniciativas que tu presentas sean aprobadas, no tiene caso decir que tú fuiste el legislador más productivo porque presentaste cien iniciativas y cien puntos de acuerdo aunque ninguna de ellas haya sido aprobada”.

“Legislar es tener la capacidad de cabildear con todos los grupos parlamentarios, todos los partidos políticos. Para que lo que tú propongas sea aprobado y la gente salga beneficiada”.

Argumenta que al final del día una ley perjudica o beneficia a la sociedad y que la función primaria de un legislador es acompañar a la sociedad y las autoridades municipales a las que representa a que se les abra la puerta.

“Al final ellos son los que priorizan y los que saben las verdaderas necesidades de su comunidades”.

Comenta  Eufrosina Cruz Mendoza al final de la primera parte de esta entrevista.

Vea aquí la entrevista completa

https://youtu.be/ccvzF_Bd9r0