En el Cabildo: Regidores “predican en el desierto”

0
52

Con el gran ausente, el primer concejal; regidores del Cabildo de Oaxaca de Juárez mostraron su uniformidad en los asuntos de agenda, para posteriormente volver a “predicar en el desierto”, “dándose golpes de pecho” y buscando responsables ante el caos que vive la ciudad de Oaxaca de cara al proceso electoral del domingo y en medio del “boicot” de la Sección 22 del magisterio.

René González Sánchez, regidor de servicios municipales, fue el encargado de conducir nuevamente la sesión de cabildo, primera de junio y en la que tres documentos en cartera fueron remitidos, el primero por parte del presidente municipal José Javier Villacaña Jiménez, en el cual solicita a los integrantes de la comuna aprobar se destine bien inmueble municipal, localizado en San Luis Beltrán, para la ubicación de un tanque estacionario de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

Finalmente se dio entrada al informe anual de actividades y el estado que guarda la administración del Instituto Municipal de vivienda del Municipio de Oaxaca de Juárez, cuyo titular es Francisco Felipe Ángel López.

De la misma forma, con el voto unánime de los concejales se dio trámite a cuatro dictámenes de comisiones, dos de Vinos y Licores e igual número de parte de Mercados Públicos.

En los asuntos generales, la participación de los regidores Rodrigo González Illescas, Francisco Reyes, Claudia Silva Fernández y el propio René González Sánchez, quienes sin volver hacer llamado, sí fijaron su postura en torno al momento que vive la ciudad capital, sus ciudadanos y que son “víctimas de secuestro” por parte de la sección 22 del magisterio.

Cada uno de ellos vertió diversos conceptos sobre estas acciones que realizan de cara al “boicot” que han previsto para el domingo 7 de Junio, entre ellas se escuchó que “Oaxaca no puede ser moneda de cambio para el estado ni para la federación; como tampoco para instituciones electorales”.

“No es momento de buscar culpables, hoy son más radicales”, clamó la priísta Claudia Silva Fernández, quien cuestionó los más de 30 años de lucha que tiene la gremial y que ha causado el mayor desastre económico en el estado.

“Momento político muy crítico”, puntualizó Francisco Reyes, quien reclamó la no presencia del presidente municipal, quien a las nueve de la mañana puso en la secretaría su permiso para ausentarse.

Así pasaron no más de 59 minutos de trabajos en el Cabildo capitalino, donde nuevamente sus integrantes “predicaron en el desierto” mientras la ciudadanía vive su secuestro.