Cede Toledo su “casa” al gobierno federal

0
36

Se llevó a cabo la sesión de la administración, el acervo y los inmuebles del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) por parte de su fundador, artífice y principal motor económico, el pintor Francisco Toledo, al Instituto Nacional de las Bellas Artes (INBA) comandado por María Cristina García Cepeda.

El acto protocolario atestado de reporteros, contó con la presencia en el presídium del gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, el director del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes , Rafael Tovar y de Teresa (quienes firmaron como testigos de honor del acto) y de las hijas del pintor juchiteco Sara López y Natalia Toledo .

Esta última fue la encargada a nombre de su familia de pasar al micrófono para encargarle el IAGO al INBA, “para que lo guarden, lo cuiden y si es posible lo multipliquen”.

Por su parte Francisco Toledo, quien llamara a su creación “una bomba cultural, suave y dulce” se mantuvo durante todo el acto nervioso, inquieto, tapándose los oídos por razones que solo el entendió, hablando con su hija Laureana quien estaba punto de la lágrima.

Juguetón, como aquel momento en el que le pidió su pluma de regreso al gobernador de Oaxaca, con cuya administración mantuvo hace unas semanas una polémica por la incautación fiscal que este realizara de la cuenta bancaria del IAGO, y como calculando una broma personal sonrió malicioso, a lo que un reportero completó “si, no se la vaya a robar”.

El gobernador, quien minutos antes le había dado las gracias a Toledo por haberlo invitado a su evento, quedo pasmado con los flashazos de los reporteros haciendo blanco en su desconcierto.

La directora del INBA, García Cepeda llamo al artista “un ser muy querible para todos nosotros y que le ha dado a su tierra un legado que ha convertido el arte y la creatividad en alimento del espíritu humano”.

La funcionaria especificó que la donación del IAGO al INBA incluye las sedes de Macedonio Alcalá Y Avenida Juárez, el acervo artístico coleccionado por Toledo, su biblioteca de arte y video. Pero no mencionó al Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo ni nada referente a su acervo e instalaciones.

Después ante notario público firmó con Toledo como donante y con ella como directora del INBA como donataria, el convenio de la sesión del instituto que el pintor encabezó durante más de veinte años.

Rafael Tovar y de Teresa, presidente del CONACULTA y por lo tanto responsable final de la cesión del IAGO expresó que Toledo es “el eslabón contemporáneo de una ininterrumpida tradición de tres mil años de talento y desarrollo cultural del país” y “mexicano ejemplar”.

Subrayando además que el consejo a su cargo tiene una enorme responsabilidad y compromiso ético y moral con Francisco Benjamín López Toledo.

El aplauso sobre Toledo se dejó sentir de inmediato por una audiencia que era un quién es quién en la cultura oaxaqueña, que incluyeron al filántropo, exbanquero y empresario Alfredo Harp Helú, su esposa María Isabel Grañen Porrua, y al cineasta Rigoberto Pérezcano.