Ada y Adonowksy se presentaron en el Central

“La vida es un eterno renacimiento.Trato de vivir lo más posible en el momento presente. No creo en la muerte física. Creo en el viaje de la conciencia colectiva”. Así habló Adan Adanowsky, mejor conocido como Adanowsky , en la conferencia de prensa ofrecida previa a su presentación en el Café Central.

Con muchos referentes a los preceptos de la psicomagia, la técnica de supuesta sanación espiritual desarrollada por su padre, el artista chileno, Alejandro Jodorowsky, el intérprete de Niña Roja y Estoy mal habló sobre su nuevo personaje (y álbum) Ada, surgido de una carta del tarot y de ese deseo que sus padres de tener una niña cuando él nació.

Con El Ídolo y Amador, sus dos anteriores personajes muertos y enterrados. Ada, una diva–divo amalgama de los dos sexos, es esa parte femenina que todo hombre lleva dentro “Los hombres que desprecian a la mujer, desprecian su parte femenina. Se desprecian a sí mismos. Lo mismo con las mujeres que desprecian a los hombres”

“Aprendí a maquillarme yo mismo. Me tardo 45 minutos en hacerlo, pero ahora ya logre bajarlo a media hora” mencionó respecto a los desafíos de caracterización de su nueva creación.

Señaló además que eligió cantar en inglés porque “cantar funk no funcionaba en español”. Dentro de sus influencias mencionó a Prince y recordó respecto a la concepción de su nuevo disco que el reto era a pesar de su concepto ochentero, “no caer en la trampa de ser solo ochentero sino también sonar actual”.

Aseguró entender el concepto de libertad como un proceso hacia adentro y no sentirse nativo de ningún país, sino “de donde estoy ahora”. Subrayó que le gusta la idea de tocar por segunda vez en Oaxaca, y que la razón para presentarse por tantas ciudades del país (Monterrey, Puebla, Guanajuato, etc.) es para sacar para pagarles a sus músicos franceses que “cobran muy caro”.

Al término de la conferencia se llevó a cabo la presentación de Ada y Adanowsky, los cuales llegaron sólo para encender a su público. Con un estilo musical e interpretativo que parecía un cruce entre Lenny Kravitz y Ziggy Stardust , y con temas que una audiencia mayoritariamente juvenil ya tiene bien identificadas como Sexual Feeling , Yo are my lover y Orgasmic and divine. El intérprete y su personaje también se dieron tiempo para las canciones de sus discos pasados.

“Estoy mal, infinitamente mal, ¿y por qué? es un misterio fatal” se le escucho corear al unísono a un público en plena efervescencia, en el que ninguno y ninguna tenia cara de estarla pasando fatal.