Recorren funcionarios de Pemex y gobernador de Jalisco la nueva Terminal de Distribución de Gas LP

El director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, y el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, recorrieron hoy la nueva Terminal de Distribución de Gas LP en Zapotlanejo, la cual, en cumplimiento de la demanda de la población, sustituyó a la terminal de Zapopan, que funcionó durante 37 años. La inversión de la obra fue de 73 millones de dólares.

Esta moderna terminal, en operación desde diciembre de 2013, garantiza el suministro de gas LP en la zona metropolitana de Guadalajara y diversas zonas de los estados de Jalisco, Nayarit, Colima, Durango, Zacatecas y Sinaloa.

Asimismo, reduce riesgos para la población de la zona urbana de Guadalajara, ya que se retiraron 42 kilómetros del ducto Puente Grande-Terminal Satélite que cruzaba la zona metropolitana, en tanto dejaron de circular 110 autotanques diariamente.

En el evento, Lozoya Austin subrayó que la puesta en marcha de esta nueva terminal ha puesto de relieve el avance en el cumplimiento de dos de los objetivos estratégicos centrales de Petróleos Mexicanos bajo la administración del presidente Peña Nieto: garantizar el abasto de combustibles a precios competitivos para el desarrollo del país y garantizar la seguridad en sus operaciones.

De este modo, indicó, seguimos expandiendo la infraestructura que las familias y las empresas requieren para sus actividades cotidianas.

Pemex refrenda su vocación de convivir en armonía con las comunidades ubicadas en las áreas donde lleva a cabo sus trabajos y su compromiso de seguir siendo pilar del desarrollo económico del país, concluyó.

Por su parte, el gobernador Sandoval resaltó que la terminal es un complejo moderno y seguro que representa un acierto de Petróleos Mexicanos, y que demuestra cómo los esfuerzos institucionales se articulan y se coordinan en materia de protección civil a fin de mitigar riesgos para la población.

La terminal posee una capacidad de almacenamiento de 80 mil barriles en cuatro esferas y distribuye 30 mil barriles diarios de gas LP.

Cabe resaltar que las nuevas instalaciones permiten eliminar maniobras y disminuir el tiempo de carga de los autotanques al contar con llenaderas dobles, lo que hace la operación más dinámica y segura.

Las obras de la terminal fueron desarrolladas por la empresa Gasoductos de Chihuahua, una sociedad a partes iguales entre Pemex Gas y Petroquímica Básica e IEnova.