Sigue cerrada la llave de recursos federales a estados

El Economista

Para combatir la crisis económica generada por la pandemia de Covid-19, las 32 entidades federativas del país contaron con menos recursos federales.

Desde que inició la contingencia sanitaria, en abril del 2020, y hasta febrero del presente año, el gasto federalizado promedia una caída anual real de -8.4%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). En este periodo, solamente se registraron dos incrementos: en abril del 2020 (4.2%) y en octubre del mismo año (8.6%); lo anterior significa que los recursos que la Federación transfiere a estados y municipios hilan cuatro disminuciones: -9.6% en noviembre del 2020, -9.6% en diciembre del 2020, -4.9% en enero del 2021 y -2.7% en febrero pasado.

Mientras en términos absolutos, el gasto federalizado acumula 101,837 millones de pesos menos que recibieron los gobiernos subnacionales.

Sin embargo, el saldo del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades (FEIEF) –que compensa la caída en participaciones– al cierre del 2020 fue de 30,650 millones de pesos, frente a los 60,461 millones de un año previo, es decir, se utilizaron, según la SHCP, 29,811 millones de pesos, que si se le suma a la diferencia de -101,837 millones, aún da una merma de 72,026 millones de pesos.

Por entidad, las 32 presentaron contracciones del gasto federalizado, como promedio anual real, desde el inicio de la contingencia sanitaria hasta el segundo mes del 2021. Las caídas más pronunciadas se dieron en la capital del país (-18.6%) y el Estado de México (-10.8%), territorios que son los motores de la economía nacional al representar 25% del Producto Interno Bruto.

Le siguieron Guanajuato (-10.7%), Baja California Sur (-9.9%), Campeche (-9.8%), Hidalgo (-9.3%), Tabasco (-9.2%), Michoacán (-9.0%), Morelos (-9.0%), Puebla (-8.9%), Sonora (-8.6%), San Luis Potosí (-8.4%), Coahuila (-7.9%), Nuevo León (-7.1%), Zacatecas (-7.0%), Tamaulipas (-6.9%), Jalisco (-6.9%) y Querétaro (-6.8 por ciento).

En tanto, los estados con menores decrecimientos y, por ende, con una menor afectación en recursos federales, fueron Chiapas (-1.9%), Baja California (-3.7%), Aguascalientes (-4.7%) y Sinaloa (-5.2 por ciento).

Es importante mencionar que entre abril del año pasado y febrero pasado, las entidades recibieron 1.66 billones de pesos. Las administraciones locales con mayores recursos fueron Estado de México (185,717 millones), Ciudad de México (135,870 millones), Veracruz (108,740 millones), Jalisco (91,997 millones), Chiapas (84,758 millones), Puebla (73,212 millones), Oaxaca (67,586 millones) y Nuevo León (67,565 millones).

En la parte baja, y con menor gasto federalizado para enfrentar la crisis económica y sanitaria, se colocaron Morelos (24,509 millones de pesos), Quintana Roo (22,770 millones), Nayarit (20,481 millones), Aguascalientes (19,479 millones), Tlaxcala (19,177 millones), Campeche (18,470 millones), Baja California Sur (13,831 millones) y Colima (13,483 millones).

Por ramos

Los ramos del gasto federalizado son participaciones, aportaciones, protección social en salud, convenios de reasignación, convenios de descentralización y provisiones salariales y económicas y otros subsidios.

Los más importantes son los dos primeros, al concentrar actualmente más de 94% del total. El Ramo 28, de participaciones, que forma parte del gasto no programable (libre disposición) y su entrega depende de la recaudación federal participable, actividad económica y población, promedió un descenso anual de 6.8% real en el periodo de análisis, mientras las aportaciones (Ramo 28), que solventan problemáticas en educación, salud, infraestructura social, seguridad y fortalecimiento financiero – gasto programable –, un decrecimiento de 1.9 por ciento.

Sobresale que el ramo de protección social en salud no cuenta con recursos, situación que según la SHCP, se explica porque en el 2020, derivado de los cambios en el servicio de salud pública, el dinero del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar no se incluye en el gasto federalizado (no se detalla destino; el 2019 considera el Programa Seguro Popular).

Importancia

¿Cuál es la importancia del gasto federalizado? En el 2019 ascendió a 1.92 billones de pesos (54.3% programable y 45.7% participaciones), que representó 33.1% del gasto neto total de la Federación (el Estado de México y la capital reciben los mayores montos de recursos).

Asimismo, el gasto federalizado significó, en promedio, 84.6% de los ingresos totales de las entidades, sin incluir los recursos por financiamiento, ni a la Ciudad de México, donde representó 56.1%; en tanto, simbolizó 71.7% de los ingresos totales de los municipios, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, aunque en las demarcaciones de mayor rezago social, que son la mayoría, esa proporción fue superior a 90 por ciento.