Política en 90: La Comunicación Institucional y las relaciones públicas

Jorge Oropeza*

Hablar del área de Vinculación y relaciones públicas en la Comunicación Institucional es referirse al espacio en donde se construyen las alianzas estratégicas. Es en donde se pone el rostro y se buscan o reciben enlaces nuevos, se crean acuerdos institucionales, se mantienen sinergias ya existentes y se fortalecen las relaciones de trabajo. Aquí, en cada paso dado, es fundamental tener claros los objetivos de comunicación que se persiguen.

La vinculación y las relaciones públicas son el tercer lado del triángulo de la Comunicación Institucional. Se realizan internamente con todas las áreas de la organización, y de forma externa con empresas u organismos con intereses afines y, principalmente, con periodistas y representantes de medios de comunicación. Con estos últimos se trabaja en tres dimensiones: liberando información personalizada como un insumo para su trabajo noticioso, construyendo convenios de publicidad y atendiendo solicitudes específicas de todo tipo.

Mantener relaciones de trabajo sólidas con periodistas requiere de anticipación a sucesos y solicitudes, atención y detalles de respeto hacia el trabajo periodístico, un entendimiento al papel de las y los informadores y del derecho a la información, así como de resolver en la inmediatez las necesidades planteadas. Y es que los ciclos propios de la nota periodística suelen no ser mayores a las 24 horas.

Provocar encuentros colectivos festivos o de trabajo, desarrollar capacitaciones o promover entrega de reconocimientos, así como incentivar mecanismos de atención personalizada a las y los aliados y, en general, toda acción que genere valor agregado a las relaciones son las herramientas básicas para el área de la Vinculación y relaciones públicas.

*Presidente del Colegio de Profesionistas Compartir Conocimiento A.C.