Masticadero Político: En 2018, Murat cuadruplicó el presupuesto a la oficina que preside su esposa Ivette Morán

Ser un marido así o tener un marido así, no tiene precio.

Durante el año pasado, el Gobernador Alejandro Murat cuadruplicó los recursos asignados al Sistema DIF Oaxaca, que preside su esposa Ivette Morán.

Según un reporte del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFE), el DIF fue una de las dependencias más beneficiadas con ampliaciones presupuestales durante 2018. De hecho, fue la segunda más privilegiada con recursos públicos.

De 292 millones 191 mil 352 pesos que el presupuesto que el Congreso local le aprobó a esta dependencia estatal al inicio de 2018; para el 30 de septiembre, tras varias ampliaciones autorizadas por la Secretaría de Finanzas, disponía de mil 303 millones 241 mil 98 pesos.

Es decir, el presupuesto de la oficina que controla Ivette Morán (dicen que es solo una de varias) creció en 346 por ciento.

Está de más recordar que los resultados del DIF Oaxaca en los últimos meses, son muy pobres, que no corresponden a lo consentida que está la oficina.


Y un dato extra del DIF, esta semana, una empresa radiofónica michoacana, pero con varias emisoras en Oaxaca, donó dinero en efectivo y una camioneta al DIF estatal.

Personalmente, la Presidenta del DIF Oaxaca, Ivette Morán de Murat recibió estas aportaciones. En sus redes publicó fotografías con los directivos y empleados de esa radiodifusora.

Es importante señalar, que esta empresa radiofónica es una de las consentidas del Coordinador de Comunicación Social del Gobierno del Estado, Alfonso Martínez.

Este funcionario le ha asignado contratos que rebasan un millón y medio de pesos, en solo un mes.

Con esta “buena acción”, la radiodifusora se mantiene en el corazón de la familia en el poder, y de paso, los bienes otorgados, pues, los pagó el Gobierno por adelanto.


El nuevo Secretario de Finanzas, Vicente Mendoza Téllez Girón se placeó durante una semana, en todas las oficinas del Gobierno del Estado.

Apenas unas horas después de rendir protesta en el cargo, inició su recorrido por todas las secretarías y direcciones estatales.

Como candidato en campaña, se tomó fotografías con los titulares de cada una de las oficinas, según dijo, fue para presentarse y conocer el trabajo que realiza cada uno.

Dicen que realmente, Vicente Mendoza fue recordarle a cada uno de los miembros del gabinete legal y ampliado que él es el operador financiero del Gobernador Alejandro Murat, entonces, como quien dice, fue a marcar su territorio.

En fin, Mendoza es quien carga la bolsa con dinero, y pues, todos se le cuadraron.


Esta semana, el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) le quitó el negocio… perdón, el registro al Partido Social Demócrata (PSD) de Oaxaca, que era propiedad de Manuel Pérez Morales.

Bueno, en la sesión del Consejo General, Pérez Morales se ungió como el máximo y único representante de la población indígena del estado; y en consecuencia, acusó a los consejeros del IEEPCO de atacar, con su decisión, a los pueblos originarios de Oaxaca.

Necio, insistió en que por ser indígena, su partido solo debe conseguir el 2 por ciento de la votación estatal, para mantener su registro.

La Sala Superior y la Sala Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) aclararon, por separado, que este argumento del 2 por ciento es una mentira, que las leyes electorales no hacen distinción de partidos políticos indígenas y no indígenas; por lo tanto, el umbral mínimo del 3 por ciento de la votación es parejo para todos.

Bueno, el dueño del PSD amagó con recurrir a los tribunales, incluso, a instancias internacionales para mantener su negocio… perdón, su registro.