Francisco Toledo renuncia a la beca de creador emérito

▲ Francisco Toledo apoya, con recursos propios, a becarios desde el nivel prescolar hasta investigadores universitarios, a los que seguirá estimulando con los ingresos que obtiene por su quehacer pictórico y en el grabado.

La Jornada.

El pintor Francisco Toledo anunció ayer su renuncia a la beca de Creador Emérito que le fue concedida hace varios años por el gobierno federal.

En un boletín enviado a La Jornada, el artista explicó que el dinero que recibe desde que Rafael Tovar y de Teresa promovió que se le otorgara ese estímulo lo canaliza a un fondo de becas el cual, a partir de que se le retire el recurso, será financiado con su propio dinero.

Toledo acompañó el comunicado con la copia de una carta que dirigió el 23 de julio a Alejandra Frausto, titular de la Secretaría de Cultura federal a partir de este sábado, en la cual le dice: ‘‘Hace algunos años me dieron el título de Creador Emérito del Sistema Nacional de Creadores Artísticos, esto lo promovió el señor Rafael Tovar y de Teresa, el recurso que recibía lo usé para crear un fondo de becas y la compra de libros para distintas bibliotecas.

‘‘A través de esta carta renuncio a seguir administrando este dinero y que sea la Secretaría de Cultura federal quien lo use para ayudar a los artistas oaxaqueños que más lo necesitan”.

Ese fondo no va a desaparecer, porque siempre puso de su bolsillo, ahora lo reforzará más, pues no contará con el recurso del Estado.

El también editor busca que el recurso de la beca que recibía llegue a jóvenes promesas, artistas que apenas se inician, porque actualmente en forma de becas y distinciones muchas personalidades reciben dinero del gobierno.

Añadió: ‘‘Hay personajes que tienen becas, algunos académicos reciben recursos y tal vez estos reconocimientos deberían ajustarse a la realidad de México, porque hay intelectuales que con lo que obtienen de sus obras pueden vivir, hay pintores, como yo y otros, que hemos corrido con suerte y de alguna manera tenemos la vida solucionada por lo que obtenemos de nuestro trabajo”.

El lunes se entenderá el sentido de la carta del pintor

La Jornada buscó a Frausto para conocer sus comentarios acerca de este tema y su encargado de atender a la prensa, Antonio Martínez, dijo que el próximo lunes, cuando la ya titular de la Secretaría de Cultura federal anuncie los nombres de sus colaboradores ‘‘se entenderá el sentido de la renuncia de Toledo”.

En su comunicado, el pintor señala que ‘‘a los funcionarios ahora les recortaron el sueldo, yo no soy funcionario público, pero tengo una pensión como creador emérito, sin embargo desde que recibí ese dinero lo distribuía en becas, un fondo que también ha crecido con recursos propios”.

El también promotor cultural, añade el boletín, ‘‘busca que el recurso de la beca que recibía llegue a jóvenes promesas’’.

Aunque la beca de Creador Emérito es un reconocimiento importante, ‘‘los recursos económicos deben ser destinados a creadores que comienzan su camino porque son los que más necesitan”, reiteró.

Francisco Toledo tiene becarios desde nivel prescolar hasta investigadores universitarios, a los que seguirá apoyando con los recursos que obtiene de su trabajo de pintor y grabador.

El Sistema Nacional de Creadores de Arte es un programa de distinciones y estímulos otorgados a destacados artistas nacionales que se creó en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

Estímulo vitalicio para autores mayores de 50 años

Las becas para quienes son designados creadores eméritos (mayores de 50 años) tiene carácter vitalicio. A la fecha existen alrededor de 70 artistas de diversas disciplinas que reciben ese estímulo. Algunos personajes que han sido distinguidos con ese estatus por el gobierno federal en casi tres décadas son: Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez, Elena Garro, Conlon Nancarrow, Leonora Carrington, Gabriel Figueroa, Guillermina Bravo, Amalia Hernández, Pedro Ramírez Vázquez, Ricardo Legorreta, Graciela Iturbide, Vicente Rojo, Mario Lavista, Arturo Márquez, Felipe Cazals, Hugo Hiriart, Alejandro Luna, Arturo Ripstein y Ramón Xirau, entre otros.

Recordó que fue Rafael Tovar y de Teresa, presidente del entonces Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, quien en la década de los 90 del siglo pasado le dijo que era merecedor del título de Creador Emérito, a pesar de que Toledo no quería esa distinción.

Cuando la beca le fue otorgada, estableció el fondo de becas, el cual con los años él ha aumentado con recursos propios.