Clarinetis​ta Juan Manuel Solís, se luce en concierto con la Banda de Música del Estado

La tarde del miércoles 30 de abril, el músico Juan Manuel Solís, oaxaqueño, quien entre otras cosas ha formado parte de la Orquesta Sinfónica Carlos Chávez, ofreció en el zócalo de esta capital un concierto con la Banda de Música del Estado que dirige Eliseo Martínez como parte del Festival de la Ciudad de Oaxaca de Juárez, con motivo del 482 aniversario de su fundación.

En entrevista, uno de los músicos que están triunfando allende las fronteras del estado, expresó su satisfacción por haber sido invitado a ser parte del Festival de la Ciudad de Oaxaca, pero sobre todo por la oportunidad que ha tenido de compartir sus conocimientos con los demás músicos locales y tocar al lado de sus colegas.

Quien fuera clarinetista principal de la Orquesta Sinfónica Carlos Chávez, expresó el gusto de dar una clase magistral como parte del Programa de profesionalización musical de este primer festival que organizan conjuntamente la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (SECULTA) y el municipio de Oaxaca de Juárez.

“Los músicos son muy entusiastas, tienen ganas de aprender cosas nuevas, inclusive yo aprendo cosas nuevas con ellos”, expresó al hablar del curso que ofreció en esta capital.

Para Juan Manuel esta iniciativa es importante, sobre todo porque se impulsa a los jóvenes interesados en seguir una carrera como músicos profesionales, por ello, aplaude el interés que el gobierno, a través de la SECULTA y el municipio, impulsen la cultura y el deporte “porque así los jóvenes tendrán un futuro prometedor”.

El músico oaxaqueño, recordó que desde hace cinco años, el intercambio de experiencias entre los artistas locales y los solistas que representan al estado en otras latitudes, se ha consolidado con el Encuentro Filarmónico de Invierno, en donde ha tenido la oportunidad de tocar.

Sin embargo, resalta que sería una buena propuesta poder ofrecer clases durante la realización de dicho evento: “Siento que es muy bueno porque los jóvenes que estudian música pueden tener mayores posibilidades de desarrollo, sería muy buena idea que propusiera la sociedad todo ese tipo de actividades”.

Juan Manuel Solís, recordó que cuando se festejaron los 450 años de la ciudad de Oaxaca, se contó con la presencia de la Orquesta Típica de la Ciudad de México y desde entonces no había un festival con tales dimensiones. Por último, el músico resaltó la importancia de contar con una sede de conciertos para las agrupaciones locales.

Ofrece un concierto con la Banda de Misica del Estado

La tarde de este miércoles, el clarinete de Juan Manuel Solís se lució con el concierto que ofreció al lado de la Banda de Música del Estado que dirige Eliseo Martínez como parte del Festival de la Ciudad de Oaxaca.

En punto de las 19:00 horas y ante un concurrido público que minutos antes se había refugiado por la lluvia que cayó en el centro de la ciudad, los integrantes de esta tradicional agrupación y Solís, realizaron el estreno mundial de “Introducción, tema y variaciones sobre un tema de Schubert”, de Ferdinan David. El estreno permitió que los asistentes disfrutaran del talento del clarinetista.

Aunque fue breve, el concierto logró atrapar a los transeúntes de la ciudad, y después de su magistral actuación, Solís y los 70 músicos de esta banda que tiene 150 años de vida, unieron nuevamente sus sonidos para interpretar el “Danzón número dos” de Arturo Márquez. La cadencia y potencia de la pieza logró que varias parejas danzoneras se pusieran a bailar mientras el resto del público, entre ellos Francisco Martínez Neri, titular de la SECULTA y Javier Villacaña, presidente de la ciudad, disfrutaran del concierto.

La agrupación y el solista se hicieron presentes una vez más con el reconocido y afamado “Huapango” de José Pablo Moncayo. Con esta pieza resaltó la fuerza de los integrantes de la Banda de Música, quienes culminaron este concierto entre los aplausos del público y el reconocimiento de las autoridades presentes.

A petición del auditorio, la orquesta retomó su posición y se despidió con una variación de dicho Huapango.