Álvaro Carrillo y su legado, viven en la memoria de Oaxaca: CARA

A 45 años de su partida física, el compositor mexicano, orgullosamente oaxaqueño, Álvaro Carrillo Alarcón, junto con su legado artístico, viven en la memoria del pueblo de Oaxaca. “Su obra está presente en nuestros corazones y nuestros sentimientos”.

Así lo afirmó el diputado local por la región de la Costa, Carlos Alberto Ramos Aragón, durante el homenaje que en el marco del 45 aniversario de su muerte, ofreció la LXII Legislatura de Oaxaca, al cantautor mexicano, nacido en la comunidad costeña de San Juan Cacahuatepec el 2 de diciembre de 1921.

Ante el presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador del grupo parlamentario del PRI, Alejandro Avilés Álvarez, de los coordinadores del PAN, Natividad Díaz Jiménez, y del PRD, Anselmo Ortiz, así como de Mario Carrillo, hijo del compositor, de la actriz Aurora Clavel y del secretario de las Culturas y Artes, Francisco Martínez Neri, el legislador prisita señaló:

“No importa la representación que tengamos, más allá de un estatus político o económico, aquí estamos reunidos para homenajear a una persona que puso en alto el nombre de Oaxaca en otras latitudes, pues en varios países e idiomas, las canciones de Carrillo están presentes, éste es un sentimiento que emana del pueblo de Oaxaca”.

Enfatizó que Álvaro Carrillo, un hombre que se forjó en la cultura del trabajo y el esfuerzo, trascendió fronteras y conoció lo profundo de los sentimientos de Oaxaca y ahora es inspiración para presentes y futuras generaciones.

“Oaxaca tiene mucho talento artístico y cultural, ha sido cuna de grandes hombres que han escrito la historia del país”, señaló, al momento de solicitar al titular de Cultura institucionalizar el Concurso Estatal de Compositores y la Medalla al Mérito artístico y cultural “Álvaro Carrillo”, que sería entregada a personalidades destacadas en este rubro.

Destalló que el concurso de compositores podría empezar con una etapa municipal, para después pasar a la regional y por último, el 2 de diciembre de cada año, fecha en que nació Álvaro Carrillo, sería la gran final estatal. “Con ello, estaríamos impulsando a muchos compositores que por falta de apoyo o de recursos, no han podido sobresalir y se han perdido en el anonimato”, finalizó.