Federación y Estado, destinan en forma inicial 52 MDP para prevenir y combatir incendios forestales en 2014

El Gobierno de Oaxaca en colaboración con la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), puso en marcha el Programa de Prevención y Combate de Incendios Forestales 2014, con un presupuesto de 52.8 millones de pesos, que se destinará a prevenir las conflagraciones que pudieran registrarse durante la temporada de sequía, en el lapso que comprende de enero a junio de 2014 y proteger los 5.1 millones de hectáreas de bosques y selvas de la entidad.

Al encabezar la Sesión del Comité Estatal de Prevención y Combate de Incendios Forestales, el Gobernador Gabino Cué Monteagudo declaró que el Gobierno del Estado y la Federación, han integrado una bolsa por 52.8 MDP como parte del Programa Nacional de Incendios Forestales.

“Este recurso se empleará para impulsar acciones de prevención y combate a incendios forestales, así como la adquisición de vehículos y equipo especial para combate de incendios, el despliegue de brigadas rurales y la construcción de brechas cortafuego, cuyo pago será cubierto a través del Programa de Empleo Temporal”, agregó el mandatario.

El Programa de Prevención y Combate de Incendios Forestales 2014, está enfocado a sensibilizar a la población, toda vez que éstos son provocados en un 96% por la mano del hombre, por lo cual, en este programa -en el que participan 44 brigadas- el Gobierno del Estado pondrá a disposición para trasladar a 480 combatientes forestales, un helicóptero además, la CONAFOR destinará para este fin un helicóptero adicional y una avioneta CESSNA.

Como parte de los trabajos de prevención, se rehabilitarán más de 630 kilómetros de brechas corta fuego, se realizará la remoción de material combustible en 10 hectáreas y se trazarán 10 kilómetros de líneas negras. Además, se impartirán 103 pláticas sobre prevención y combate de incendios forestales en el mismo número de comunidades y 25 cursos básicos de Combatientes de Incendios Forestales y Sistema de Manejo de Incidentes (SMI).

Este programa atenderá cuatro zonas prioritarias: la Cordillera Norte, por los servicios ambientales que representa a la capital del estado; los Chimalapas que en tres incendios relevantes durante el 2013, se afectó el 35% de sus pastizales; la Sierra Sur, derivado de los trabajos de saneamiento que se están realizando, y la región de la Costa, por los excedentes de material vegetativo “altamente flamable”, provocado por el paso del Huracán “Carlota”.

Con lo anterior, se redoblarán esfuerzos para aumentar la coordinación interinstitucional y sensibilizar a la población sobre el cuidado y preservación de los bosques que representan la mayor riqueza de especies de tipo vegetativo.

Debido a que el 96% de los incendios son causados por la mano del hombre, Cué Monteagudo reafirmó su compromiso para atender a 103 municipios de la entidad, considerados en situación crítica ante la amenaza de incendios forestales y se buscará la participación de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) para que contribuya a la organización comunitaria.

En este sentido, el Gobernador hizo un llamado a las autoridades municipales de la entidad, principalmente de las regiones de Valles Centrales, Sierra Sur y Costa, que en 2013 registraron el mayor número de incendios y áreas afectadas, a entablar una relación directa con sus pobladores, en especial con quienes se dedican a las actividades agropecuarias y realizan la quema de pastizales con fines regenerativos.

En su oportunidad, el Suplente Legal de la Gerencia Estatal de la CONAFOR, Miguel Ángel Soto Ríos, explicó que a través del Programa Nacional de Incendios Forestales, ya se contempla establecer el Centro Estatal de Control de Incendios, que permitirá una mayor coordinación a través de un grupo técnico que se encargará de tomar las decisiones operativas en combate de incendios.