Fracasa el proyecto de construir un Rastro Municipal

Salina Cruz, Oax. La falta de un rastro municipal en el puerto ha generado la polémica entre los sectores sociales debido a que se desconoce bajo qué condiciones se sacrifican a las reses y si cumplen con las normas de higiene.

Y es que desde hace 15 años el rastro municipal que se ubicaba en la colonia Primero de Mayo desapareció prácticamente y fue invadido por grupos afines del PRD para convertirlo en un mercado.

Aunado a esto el gobierno del estado impulsó un programa de edificar un rastro regional que diera cobertura a los Municipio de Salina Cruz, Huilotepec, Tehuantepec, San Blas Atempa y Santa María Mixtequilla, sin embargo no se concretó el proyecto ambicioso.

Al respecto, el dirigente de la Confederación Nacional Campesina, Ángel Franco Alonso expresó que es lamentable que no se cuente con un rastro municipal donde se concentren a todos los animales que son sacrificados (reses y puercos) esto con el propósito de verificar si cumplen con las normas de calidad e higiene.

“Muchos de los productores e introductores sacrifican a los animales en los establos particulares. Por lo que muchos si cumplen con las garantías de calidad, pero es mejor que el personal certificado por la Secretaría de Salud lo hagan de forma regular y así no genere especulaciones”, expresó.

Lamentó que el gobierno anterior no se preocupara por gestionar un proyecto para edificar un rastro que permitiera concentrar a todos los semovientes para que pudiera haber un control y que verdaderamente es lo que han estado pidiendo los tablajeros.

Reconoció que en promedio se sacrifican hasta 40 reses para el consumo diario y que posteriormente son comercializados en los mercados públicos.

En tanto que los carniceros han reconocido que el negocio de la venta de carne de res y puerco decayó, sin embargo, aceptaron que no exponen a la clientela a través de la matanza de reses enfermas, por el contrario tienen que estar en buenas condiciones físicas.