IMCO condena ‘madruguete’ de AMLO a Banxico

0
440

Agencias

El Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) y la organización “México, ¿cómo vamos?” advirtieron que la divulgación anticipada que hizo la mañana de este jueves el presidente, Andrés Manuel López Obrador, sobre la política monetaria del Banco de México vulnera su autonomía y lástima la confianza de la institución.

En un comunicado, señalaron que López Obrador al anunciar que Banxico decidió ayer por unanimidad un aumento de la tasa de interés en 50 puntos base para ubicarla en 6.5 por ciento, violentó “el marco regulatorio que rige al banco central y propicia un ambiente de desconfianza en la institución”.

Manifestaron que no hay registro de una situación en la que el titular del Ejecutivo Federal dé a conocer una decisión de política monetaria que corresponde al Banco de México.

En el comunicado, el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) y la organización “México, ¿cómo vamos?” detallaron en el artículo 28 de la Constitución se establece que “el Estado tendrá un banco central que será autónomo en el ejercicio de sus funciones y en su administración.”

Agregaron que desde 1994, el Banco de México “se ha mantenido autónomo de los poderes de la Unión, y tiene rectoría e independencia absoluta para adoptar las decisiones de política monetaria que considere necesarias para cumplir con la misión constitucional de procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional”.

En tanto que en el artículo 45 de la Ley del Banco de México establece que “todos los asuntos tratados en sesión de la Junta de Gobierno son confidenciales”.

Por ello, el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) y la organización “México, ¿cómo vamos?” afirmaron que “el anuncio anticipado del presidente no tiene precedentes conocidos, y constituye una importante vulneración a la autonomía del banco central y evidencia la transgresión del marco normativo que rige su actuar”.

“Con la vulneración a la autonomía del Banco de México, se corre el riesgo de que la política monetaria pierda efectividad para cumplir con el objetivo de sostener el poder adquisitivo de la moneda, puesto que en buena medida dicha efectividad depende de la credibilidad e independencia de quienes la establecen, es decir, la Junta de Gobierno del Banco de México, alertaron.