ONU condena asesinato de Fidel Heras, defensor del Río Verde en Oaxaca

El Universal

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó el asesinato del defensor comunitario de derechos humanos Fidel Heras Cruz, asesinado el pasado 23 de enero en la comunidad “La Esperanza” del municipio de Santiago Jamiltepec.

El asesinato de Fidel Heras, expresó en un comunicado, es una muestra de la vulnerabilidad en la que se encuentran las personas defensoras de derechos humanos en muchos lugares del país.

“La percepción de que es posible asesinarlas y así debilitar el activismo en defensa de los derechos humanos, como la defensa del territorio y del medio ambiente, se ve fortalecida con cada asesinato que permanece en la impunidad”, aseguró.

Fidel Heras Cruz era presidente del Comisariado Ejidal de Paso de la Reina, en el municipio Santiago Jamiltepec, defensor ambiental y miembro activo del Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde (Copudever), organización que mantiene una resistencia activa contra los proyectos hidroeléctricos en esa localidad y Río Verde, que el gobierno federal pretende construir en la zona.

En ese sentido, la representación de la ONU en México señaló que únicamente la investigación efectiva de estos hechos, que logre llevar ante la justicia tanto a los autores directos del asesinato como a sus autores intelectuales, será capaz de enviar un claro mensaje a los perpetradores de que no escaparán de la sanción de la justicia.

De la misma forma, recordó que Fidel Heras había recibido amenazas vinculadas a su labor en múltiples ocasiones. De acuerdo con la información recibida por la ONU-DH, dijo que había recibido un “anónimo” con amenazas de muerte dos días antes de su asesinato.

“Es importante que las investigaciones consideren dichas amenazas, así como la posible vinculación de su asesinato con su labor de defensa de la tierra y el territorio”, señaló.

Van 25 defensores de DH asesinados en Oaxaca desde 2017

La ONU mencionó que México vivirá un proceso electoral en el que se renovarán numerosos cargos públicos y que en este contexto es posible que las personas defensoras de derechos humanos que denuncian actos de corrupción o abuso de poder o que critican proyectos que afectan a la tierra y el territorio, puedan enfrentar riesgos aún mayores, lo que debe considerarse para la adopción de medidas de prevención y protección necesarias.

De acuerdo con este organismo, en 2020 la ONU-DH documentó los casos de al menos siete personas defensoras de derechos humanos que habrían sido asesinadas por razones posiblemente vinculadas a su labor de defensa.

Por otra parte, la organización Consorcio Oaxaca ha señalado que según su registro, en cuatro años han sido asesinadas al menos 25 personas defensoras de derechos humanos en la entidad: seis en 2017, nueve en 2018, seis en 2019, tres en 2020, y ahora Fidel Heras en 2021; la mayoría defensores de los pueblos indígenas y/o de la tierra y el territorio.

Asimismo, según datos de la organización Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Oaxaca registró el mayor número de agresiones contra personas defensoras del medio ambiente en el 2019.