De 483 feminicidios en Oaxaca en los últimos 4 años, 100 han ocurrido en 2020

Publimetro

De acuerdo al seguimiento hemerográfico del Centro de Documentación del Grupo de Estudios Sobre la Mujer “Rosario Castellanos”, (GesMujer) del 1 de diciembre del 2016 al 5 de diciembre del 2020 en Oaxaca se han registrado 483 casos de mujeres asesinadas.


Por regiones se han contabilizado 15 muertes en la Cañada, 75 en la Costa, 101 en la región del Istmo, 58 en la Mixteca, 76 en el Papaloapan, 21 en la Sierra Norte, 35 en la Sierra Sur, y 102 en los Valles Centrales.

Solo del 1 de enero al 5 de diciembre del 2020 se tienen registradas 100 mujeres asesinadas en la entidad.

La nueva bebida energética con ingredientes de origen natural que prende tu día
Las edades en las que se identificaron a las víctimas son: menores de 12 años 6, entre 13 y 18 años 8, entre 19 y 29 años 15, entre 30 y 44 años 20, entre 45 y 55 años 10, de 60 años y más años 6, y 35 féminas en las que no se especificó su edad.

De los 100 casos de mujeres asesinadas en el 2020, en 87 muertas no se especifica su agresor, en 5 casos fue su pareja, en 6 casos fue algún pariente como su padre, hermano, tío, padrastro, hijo, en un caso fue un vecino, y en uno su cuñado.

De las 483 mujeres asesinadas en lo que va de la actual administración estatal han sido 266 desde la Declaratoria de Alerta por Violencia de Género, y 98 en lo que va del año.

Ante estas cifras, GesMujer, urgió la necesidad de realizar una evaluación de resultados de las instancias de administración y procuración de justicia, más allá de la aprehensión de probables responsables, al considerar que también es importante conocer el porcentaje de personas sentenciadas en la actual administración.

Consideró que evaluar la problemática permitirá a estas instancias identificar las áreas de atención, las necesidades de capacitación y fortalecimiento, así como las prácticas relacionadas con la corrupción.

Presenta Oppo dos nuevos smartphones, ahora con cinco años de garantía
Manifestó que 483 mujeres y niñas asesinadas de manera violenta es un doloroso costo social, pues cada una de ellas representa el fracaso de una política pública que no pudo salvaguardar su vida y se agrava aún más con los elevados niveles de impunidad.