Abrupto final del velorio de Maradona; estalla violencia en las calles

La Jornada

El velatorio público del astro del futbol Diego Armando Maradona terminó en forma abrupta y el féretro fue retirado de la sede de gobierno, dijo hoy una fuente oficial, mientras la violencia estallaba en las calles de Buenos Aires.

“Claudia (Villafañe) y las hijas de Maradona están en un velorio íntimo a cajón abierto dándole un último adiós hasta que se retire el féretro de la Casa Rosada”, señaló a la AFP una fuente gubernamental.

El cortejo fúnebre de Maradona partió más tarde de la Casa Rosada hacia el cementerio donde será sepultado, al norte de Buenos Aires.

Los incidentes dentro de la Casa Rosada, con hinchas que coparon los patios internos de la sede del gobierno, obligaron antes a retirar el féretro de la capilla ardiente, mientras en la calle la policía se enfrentaba con los hinchas del ídolo argentino.

En varias calles del centro de Buenos Aires, cerca de la sede gubernamental, la policía reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos a grupos de hinchas que arrojaban botellas y piedras.

Los desmanes ocurrieron cuando la policía intentó poner un límite a la fila de personas cuando faltaban dos horas para el final del velatorio, según el horario previsto inicialmente.

Los incidentes obligaron a una extensión del velatorio por tres horas hasta las 19:00 locales (21:00 GMT), pero la confusión contribuyó a alimentar los desbordes que la policía reprimió en forma desordenada, generando corridas generalizadas.

Muchas personas, creyendo que el cortejo fúnebre desfilaría sobre la avenida 9 de Julio permaneció en el lugar, pero fueron también reprimidos en un ambiente de caos generalizado que incluyó violentas reacciones contra la policía.

Imágenes de televisión mostraron numerosos heridos de bala de goma y detenidos, aunque no hay información oficial.

En tanto las puertas de la Casa Rosada se cerraron para el ingreso del público que permanecía en la Plaza de Mayo a la espera de despedir los restos de su ídolo