China alerta de una neumonía más mortal que la pandemia de coronavirus en Kazajistán

Telecinco

hina ha alertado a sus residentes en Kazajistán para que extremen las precauciones ante un tipo de neumonía que afecta al país con una mortalidad mayor que la de la pandemia de COVID-19. La exrrepública soviética cumple su quinto día de estado de alarma de los quince decretados por el gobierno

El Ministerio de Salud ha informado de que equipos científicos están realizando estudios comparativos entre el virus de esta neumonia y el SARS-CoV-2 para determinar las relaciones entre ambos. 

Los análisis a gran escala que se están realizando a población demuestran que la gran mayoría de los enfermos con neumonía dan negativo en la COVID-19 aunque a todos ellos se les administran los mismos fármacos que los utilizados contra en coronavirus.

Por este motivo, la embajada de China en Astán, la capital del país, ha emitido una circular en la que pide a todos sus nacionales que extremen las medidas de seguridad e higiene para evitar entrar en contacto con el virus de esta neumonía mortal.

La alerta del representante diplomático chino ha molestado a las autoridades del país. El Ministerio de Salud de Kazajistán ha asegurado que el aviso “no era cierto” según recoge Daily Mail.

Según los datos recogidos por el diario sensacionalista británico en Kazajistán se ha registrado más de 32.000 casos de neumonía entre el 29 de junio y el 5 de julio, causando la muerte a 451 personas.

El Ministerio de Sanidad kazajo ha informado también de los datos de la pandemia de COVID-19 cifrándolos en 53.021 contagios y 296 muertes confirmadas por la enfermedad.

Esta misma fuente oficial afirma que hay 28.000 pacientes contagiados con esta agresiva neumonía con pruebas de coronavirus negativas. No descartan tampoco los afectados por esta enfermedad pulmonar puedan estar sufriendo la COVID-19 a pesar de que los test no muestran el virus.

El malestar de las autoridades kazajas contradice datos oficiales que afirman que los casos de neumonía eran más el doble en junio de los detectados en el mismo período de 2019.