Recomienda IMSS reforzar vacunación durante emergencia sanitaria

El Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca, a través de su Jefatura de Servicios de Prestaciones Médicas, exhortó a los responsables del cuidado de niñas y niños a no interrumpir el esquema de vacunación de sus hijos durante la emergencia sanitaria por la epidemia COVID-19.

La coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del IMSS, Dra. Perla Vázquez Altamirano, informó que la vacunación ha permitido que muchas enfermedades, que provocaban epidemias en la antigüedad, prácticamente hayan desaparecido. Destacó que, gracias a ello, la población es menos susceptible a diversos padecimientos.

Dijo que derivado de la emergencia sanitaria se debe revisar el esquema de vacunación de todos los integrantes de la familia, en especial de los menores de dos años de edad, toda vez que los menores son más vulnerables a las enfermedades graves. En caso de que les falte alguna dosis de vacuna, se recomienda acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF).

Vázquez Altamirano hizo énfasis en la importancia de la aplicación de los refuerzos de biológicos en el momento oportuno, pues sólo así el sistema inmunológico continuará protegido durante más tiempo, sin interrumpir la efectividad.

La especialista del IMSS destacó que las vacunas estimulan la producción de anticuerpos, que son las defensas contra una enfermedad determinada. De esta forma, el cuerpo se mantiene inmune a diversas enfermedades, si en algún momento se pusiera en contacto con el germen que las causa.

Éstas pueden ser aplicadas mediante inyección o por vía oral. Sin embargo, para reducir el número de inyecciones, se utilizan las vacunas combinadas, es decir las que en una misma aplicación se reúnen varias, indicó Vásquez Altamirano.

Finalmente, reiteró a los responsables del cuidado de los menores de edad completar el esquema básico de vacunación de los menores. Al acudir a su UMF se deben tener en cuenta las medidas de prevención, tales como el uso de cubrebocas, la sana distancia, el lavado de manos frecuente y el evitar tocarse la cara.