Petroleras endeudadas son las más vulnerables: Moody’s

Forbes

Las compañías de exploración y producción petrolera con altos niveles de deuda son las más vulnerables a las perturbaciones en los mercados financieros, advirtió Moody’s.

“Aquellas (empresas) con altas cargas de deuda o aquellas que necesitan financiamiento externo serán más vulnerables a las dislocaciones en los mercados de capital que pueden demorarse durante varios meses, incluso trimestres”, consideró la calificadora de riesgo crediticio en un reporte.

Tras el fracaso en las negociaciones de la OPEP para establecer un tope de producción con el fin de mantener un precio de crudo estable, Arabia Saudita y Rusia comenzaron una guerra de mercado que desplomó los precios del petróleo durante el fin de semana en más de 31%. El impacto se extendió a todos los indicadores bursátiles y divisas más líquidas.

Moody’s preve que los impactos a la oferta y demanda obligarán a los productores a implementar “acciones dramáticas” en sus costos y a realizar reducciones mayores en sus desembolsos de capital para hacerle frente al complejo ambiente de precios durante 2020.

La calificadora también señaló que las petroleras con poca o ninguna protección de cobertura o estructuras con altos costos sufrirán la mayor erosión en su flujo de caja y liquidez.

Petróleos Mexicanos (Pemex) es la petrolera más endeudada del mundo —1o5,200 millones de dólares—, sin embargo ha contratado coberturas petroleras con un valor que oscila los 1,000 mdd.

El declive de los petroprecios también afectará “severamente” al sector de exploración y producción por su limitado acceso a capitales y altas necesidades de refinanciamiento en 2020-2021, según la calificadora.

En marzo de 2019, S&P degradó a la perspectiva de calificación a negativa desde estable de la compañía que dirige Octavio Romero Oropeza. Más tarde en junio, Fitch bajó la calificación de Pemex a un nivel de ‘bono basura’, mientras que Moody’s la degradó a perspectiva negativa.