Llegan a la capital de Sinaloa 230 militares de fuerzas especiales

La Jornada

Por órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador, 230 elementos de las fuerzas especiales de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) arribaron la noche del viernes a Culiacán, Sinaloa, con el propósito principal de reforzar la protección a la ciudadanía.

Los elementos llegaron alrededor de las siete de la noche (hora local) en dos aeronaves Boeing 727/800 de la Fuerza Aérea Mexicana a la base aérea militar número 10. Formaron dos grupos que de inmediato salieron a recorrer la ciudad en coordinación con el gobierno del estado y del municipio.

Carlos Ramón Carrillo, general diplomado del Estado Mayor y comandante de la tercera región militar, explicó que estos elementos son la avanzada de otro contingente que reforzará la protección a la ciudadanía en la capital del estado.

Los refuerzos están integrados por militares de élite con adiestramiento y armamento especializados. Este grupo no se encuentra en Culiacán para llevar acciones contra el crimen organizado, sólo de protección para la ciudadanía, enfatizó. La estrategia está dirigida a crear las condiciones de seguridad y tranquilidad para la población civil en esta ciudad y que vaya retomando sus actividades cotidianas, señaló.

Explicó que la permanencia de las fuerzas especiales en la ciudad dependerá de las condiciones que se vayan dando, que serán evaluadas por los tres órdenes de gobierno. Habrá puestos fijos y móviles con el fin de tener proximidad con la ciudadanía y prevenir delitos.