CEM felicita a AMLO por tregua comercial con Trump

0
98

Ciudad de México. El presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Rogelio Cabrera López, felicitó al presidente Andrés Manuel López Obrador por el diálogo responsables que sostuvo con su homólogo estadunidense, Donald Trump, y alcanzar un acuerdo en materia migratoria para suspender la imposición de aranceles a productos mexicanos.

Manifestó su alegría por lo alcanzado. “Sabemos que no es una resolución definitiva. México siempre tiene sobre su cabeza la espada de Damocles, siempre amenazado, siempre con dificultades. Pero nos dio mucho gusto saber que nuestros embajadores, que aquellos que recibieron la comisión de dialogar en Estados Unidos hayan logrado esta tregua comercial que esperamos sea una tregua no de un momento, no de un mes sino de amigos y de sabios vecinos que tenemos que compartir las mismas responsabilidades”, dijo.

En la Arquidiócesis de Monterrey, donde es arzobispo, Cabrera López señaló que México “siempre debe ser un país de puertas abiertas, de trato humanitario y respetuoso. Siempre mirando el bien, mirando a los ojos y el corazón de cada persona, los obispos de México hemos puesto como un tema emergente de atender los migrantes en este momento tan crítico”.

Se pronunció por una migración ordenada donde cada migrante “tenga un nombre y tenga una responsabilidad. A los migrantes no les conviene pasar desapercibidos, no les conviene el anonimato”.

“México aunque pobre, aunque come tortillas con frijoles siempre está dispuesto a compartir con quien pasa en nuestras tierras”, dijo.

El purpurado señaló que la Iglesia católica junto con el papa Francisco “ya saben somos abogados de los migrantes tenemos que ayudarlos y pido a los católicos y a toda la gente de buena voluntad a que quite de su mente un concepto negativo del migrante. El migrante ni es asesino ni criminal, es un ser humano”.

De igual manera, invitó a los empresarios mexicanos para que ellos y sus capitales permanezcan en el país. “México ni puede vivir sólo de capital extranjero y de inversiones de otras naciones porque tener esa realidad como única nos pone siempre en desequilibrio, en desproporción”. Pidió que luchen “por un mundo mejor”, que generen empleo. “De esta manera podremos resolver las situaciones que tienen los mexicanos pero también de esa manera podemos dar una mano más abierta a los migrantes que deseen quedarse con nosotros”.

También, agregó, “es necesario que México corrija sus errores. No podemos ser pasillo de drogas, no podemos dejarnos abatir por la corrupción. Hay pobreza porque ha habido también errores en la manera de ser de nosotros pero siempre hay que saber que los mexicanos tenemos un gran corazón. Tenemos una historia de bondad y de apertura a todas las naciones. Eso México nunca lo debe perder”.

Cabrera López invitó a los fieles a orar “por nuestro presidente de la República que él está ahora en este momento inédito de México, queremos que él resuelva bien todo pero también que los que colaboran con él lo apoyen en todo aquello que es un bien para la patria y un bien para el mundo”.

Reconoció también el evento de unidad que presidió ayer el presidente López Obrador con políticos y líderes religiosos. Resaltó que se expresara que “los mexicanos y los estadunidenses somos vecinos, somos hermanos, somos amigos, que las dificultades que tienen los problemas sociales, el narcotráfico o las desigualdades económicas no quitan que Estados Unidos y México seamos buenos amigos”.

“Sin los mexicanos creo yo que Estados Unidos no hubiera logrado el nivel económico que tuvo en otras décadas”, señaló

La Jornada