Masticadero Político: “Revanchas” en el INE-Oaxaca; delegado Edgar Humberto Arias se quitó contrapesos al interior

Quien dice que se salió con la suya fue el delegado del INE en Oaxaca, Edgar Arias y logró que la junta general ejecutiva del órgano electoral realizara varios enroques con los miembros del Servicio Profesional Electoral.

Los más importantes cambios fueron el de la activista transgénero, Rebeca Garza, vocal de educación cívica y capacitación electoral y de Fortino Vendrel, Vocal de organización, ambos en la justa local en Oaxaca.

Y no es gratis, ambos funcionarios eran el contrapeso a las decisiones que tomaba Edgar Arias, cosa que no gustó y que hoy ha provocado el cambio de Rebeca al estado de Querétaro y de Vendrel a la junta distrital de Puerto Escondido.

Hay que recordar que tras el proceso electoral de 2018, el delegado del INE solicitó al Director Ejecutivo del Servicio Profesional Electoral Nacional, Rafael Martínez Puon; que 4 presidentes de juntas distritales ejecutivas fueran reubicados.

Casualmente, dos de esos consejeros distritales han tenido una posición crítica al desempeño de Edgar Humberto Arias. El asunto no prosperó porque se hizo pública la solicitud y por la revuelta interna que ésta generó.

Qué tal, así las revanchas…


Eufrosina y los cambios que vienen…

A quién hay que reconocer la capacidad de cambio es a Eufrosina Cruz Mendoza, quien a menos de 3 meses al lado del gobernador Alejandro Murat ya llevó al Congreso una reforma que plantea cambios en materia indígena.

Habría que recordar que fue también ella quien logró la reforma al 2 Constitucional en el Congreso de la Unión y ha permitido avanzar en temas de igualdad entre hombres y mujeres en comunidades indígenas del país.

Claro, cómo todo ser humano está expuesta a las debilidades del poder, mientras tanto, esperemos ver si por fin se pondrá en la agenda indígena en las políticas públicas de gobierno de Murat o solo son, como dice el dicho, llamarada de petate. Al tiempo.

**
Sin cabeza la dirección de sistemas normativos del IEEPCO

En dónde no pasa nada es el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), pues a más de dos meses de renunciar Hugo Aguilar como encargado de la Direccción de Sistemas Normativos, dicha área sensible para la política interna del estado, sigue acéfala.

En la oficina que encabezan Gustavo Meixueiro y los consejeros electorales parece no pasar nada y eso que estamos a menos de 9 meses de que se lleven acabo las elecciones en nada más y nada menos que en 417 municipios del régimen de sistemas normativos.

Y cómo siempre esa falta de oficio político -o intere$- tiene repercusiones en el eslabón más débil de la cadena. Por el momento un municipio de ese régimen -Santiago Xanica- ya puso por un par de días de cabeza el norte de la ciudad y los complejos administrativos del gobierno del estado, por la falta de oficio político. A ver qué pasa en los próximos días.


El Gobernador Alejandro Murat puede presumir, ahora, que en el primer año de su mandato hizo destacar a Oaxaca… sí, pero en dinero gastado irregularmente.

Tras la revisión a la Cuenta Pública 2017, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que 10 gobernadores del país (5 del PRI, 3 del PAN y dos del PRD) usaron más de 14 mil millones de pesos de manera irregular, los cuales deberán de devolver a la Tesorería de la Federación, si no denuestan en qué los usaron.

En esta destacada lista negra, ordenada del mayor a menor monto de dinero, Murat figura en la posición 7.

El Gobernador oaxaqueño gastó de forma irregular mil 97 millones de pesos.

Hay que reconocerle a Murat que cumple su promesa de colocar a Oaxaca en los primeros lugares. ¿glup!


Como ya es una costumbre cada año, la ASF señaló que el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) usó mal el dinero de la nómina.

En la revisión al año 2017, cuyos resultados fueron presentados esta semana al Congreso federal, destacó que los auditores no pudieron verificar la asistencia de más de mil maestros… ¡tan solo en una muestra de 30 centros de trabajo!

Los profesores de la sección 22 de la CNTE, que tiene el colmillo muy retorcido, impidieron al personal de la Auditoría Superior de la Federación entrar a esas escuelas y oficinas administrativas.

En consecuencia, el órgano de fiscalización señaló que hay un probable desvío de más de 220 millones de pesos, que fue el sueldo cobrado por esos trabajadores no localizados.

El IEEPO demostró que no tiene control del sistema educativo de Oaxaca, pues en el transcurso de la auditoría, solo pudo demostrar con documentos la asistencia de 200 trabajadores.

En Oaxaca, hay más de 13 mil escuelas, imagínese el tamaño del boquete que existe en este tema, cuántos maestros cobran sin siquiera se sepa si realmente laboran. Es una pregunta para no reprobar.