Masticadero Político: “Oculta” Gobierno de Oaxaca donativos ciudadanos a damnificados de los sismos

“Oculta” Gobierno de Oaxaca donativos ciudadanos a damnificados de los sismos, suman más de 9.5 millones de pesos

El Gobierno de Alejandro Murat no tiene límites. Desde hace más de un año, nadie (claro, excepto el Gobernador y los dos últimos Secretarios de Finanzas :Jorge Gallardo y Vicente Téllez Girón) sabe del destino de más de 9 millones de pesos, que ciudadanos aportaron a tres cuentas bancarias del Gobierno del Estado para apoyar a los damnificados de los sismos de septiembre de 2017.

Esta semana, el Congreso del Estado instaló la Comisión Especial de Seguimiento al Ejercicio de los Recursos Públicos para la Reconstrucción. El Presidente de este órgano, el diputado de Morena, Pavel Meléndez advirtió que no conoce en dónde quedó este dinero.

Resulta, que en septiembre de 2018, un año después de haber abierto las cuentas bancarias, Finanzas informó que el saldo de éstas ascendía a 9 millones 526 mil 896 pesos, según el oficio número SF/PI/PF/DNAJ/UT/79/2018.

Funcionarios de esta dependencia confirmaron que el dinero está “guardado” por la administración de Murat, obviamente, generando miles de pesos en intereses en los bancos.

En tanto, cientos de damnificados siguen durmiendo a la intemperie, las calles de varios municipios del Istmo están saturadas con escombros de las casas que se cayeron con los sismos de hace 17 meses.

Los oaxaqueños confiaron en el Gobierno de Murat y le depositaron dinero para ayudar a los afectados en esta catástrofe; sin embargo, el Gobernador defraudó esta confianza.


Resultará interesante conocer qué descubre el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFE) cuando audite el ejercicio de los recursos públicos ejecutados por el Gobierno de Murat en las labores de reconstrucción.

La nueva Comisión de Reconstrucción del Congreso del Estado va a obligar al titular de este órgano, Guillermo Megchún Velásquez a revisar, precisamente, qué pasó con los millones de pesos aportados por ciudadanos y organizaciones nacionales e internaciones para la atención de la población afectada por los sismos de 2017.

Destaca que el OSFE debió fiscalizar estos recursos por iniciativa, pero no ocurrió. No es por ser desconfiados, pero hay que recordar que Megchún es aliado de José Murat -exacto, el ex Gobernador de Oaxaca, papá del actual mandatario estatal-.

La firmeza que tenga la Comisión de Reconstrucción que preside el diputado de Morena, Pavel Meléndez será determinante para conocer el destino del dinero. Este legislador ya dio el primer paso, fue claro y directo: se requiere hacer justicia a la población afectada por los sismos, que solo fue burlada y utilizada por los gobiernos del ex Presidente Enrique Peña Nieto y del Gobernador Alejandro Murat.


Nochitlán es una tierra sin ley. Ciudadanos de esa localidad de la región de la Mixteca denunciaron que la Presidenta Municipal, Lizbeth Victoria Huerta; abusa del poder y protege a sus aliados que cometen ilícitos.

Vera usted. Esta semana, el joven Mario Loaza Guzmán fue detenido frente al Palacio Municipal por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) acusado de robo. Resulta que la supuesta víctma es el Comandante de la Policía Estatal en esa zona, Josué Miguel Hernandez.

Por instrucciones de este mando, el personal de la Fiscalía General del Estado le dio “su calentadita” al joven como lección. Ya sabe para que ‘sepa con quién se metió’.

La golpiza fue excesiva, al grado que Loaza Guzmán terminó en una clínica.

El Comandatante de la Policía Estatal presumió que es muy amigo de la Presidenta Municipal, que es emanada del Partido del Trabajo (PT), y le pidió que amenzara al personal del Ayuntamiento de Nochixtlán para que callen respecto a este abuso.

Obviamente, la petista accedió y nadie quiere hablar del asunto.

A esta arbitraridad de la Presidenta Municipal de Nochixtlán, se suman las denuncias de la incorporación a la nómina municipal de familiares y amigos de Lizbeth Victoria Huerta, así como del apoyo que brinda a los regidores del PRD y Nueva Alianza, Jesus Sanabria y pedro Chávez, respectivamente; quienes gozan de privilegio, como: la asignación de 3 secretarias y 6 ayudantes con sueldos altos.