“Los medios complican las cosas”, dice Rosario Robles en su visita a Oaxaca tras el terremoto

Sin Embargo. 

Ciudad de México. En tanto, la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles, encabezó este domingo en representación del Gobierno federal una reunión de evaluación de daños en Oaxaca, donde se registran hasta ahora 71 muertos y 800 mil personas afectadas.

Robles sostuvo en una rueda de prensa en Oaxaca que fluye la entrega de apoyos, víveres y cobertores de ayuda recabados en la Ciudad de México.

Citó además la entrega de 200 mil litros de agua y 50 mil litros de leche en beneficio de 41 municipios afectados.

“Todavía tenemos que cuantificar daños, tenemos que ver si es pérdida total o parcial [en inmuebles]. Una vez que tengamos esta información, podremos decir con mucha precisión de qué estamos hablando, de qué montos estamos hablando y en cuánto tiempo podremos llevar esta reconstrucción”, dijo Robles.

En un video que circula en la red, se escucha decir a Rosario, mientras camina con el Gobernador de la entidad, Alejandro Murat, que los medios complican las cosas, sin que se halla aclaro hasta el momento cuál fue el fundamento de este comentario.

El municipio de Juchitán, una de las poblaciones indígenas de Oaxaca, ha sido uno de los más afectados por el terremoto, y entre los poblados aislados están Unión Hidalgo, Asunción, Ixtaltepec, San Francisco del Mar y San Mateo del mar, entre otros.

Al menos 90 personas fallecieron por el sismo de 8.2 grados en México, según el último dato oficial y aún preliminar.

Por su parte, la Secretaría de Marina distribuye 24 toneladas de víveres en Oaxaca y Chiapas, este último estado afectado también por el sismo, donde se registran al menos 15 fallecidos.

A su vez, el estado de Tabasco (sureste), registra hasta el momento cuatro muertos, según el balance más reciente de las autoridades federales.

El Sistema Nacional para del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) indicó en un comunicado que instaló cuantro centros de acopio en la Ciudad de México para el apoyo a damnificados, que ya cuentan con más de 16 toneladas de víveres.

Entre la ayuda urgente, el DIF solicitó aceite, arroz, frijol, lenteja, azúcar, sal, sopa de pasta, atún en lata, sardinas, puré de tomate, verduras, chiles, café soluble, mayonesa, mermelada, consomé, galletas y abrelatas.

El secretario municipal de Juchitán, Oscar Cruz, sostuvo que la población agota lentamente sus víveres de reserva, al tiempo que este domingo se efectúan recorridos para revisar los daños en viviendas.

“En este momento lo que requiere Juchitán (Oaxaca) son víveres, agua para consumo humano, pero también medicamentos debido a que la catástrofe se empieza apenas a dimensionar”, dijo Cruz a la cadena Televisa.

El funcionario agregó que ya estaba comenzando a fluir el agua en el sistema de drenaje, después de que colapsó por el movimiento telúrico.

De acuerdo con las autoridades mexicanas, se trató del sismo de mayor intensidad sufrido en el país en los últimos 100 años, incluso mayor que el de septiembre de 1985, que cobró la vida de miles de personas.

México se encuentra en una zona de alta sismicidad debido a la interacción de cinco placas tectónicas, por lo que no es rara la ocurrencia de temblores.

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) reporta en promedio la ocurrencia de 40 temblores de distintas intensidades por día.