Aspirante a Fiscal General enfrenta procesos penales en la PGR y Fiscalía Local

Karina Hernández/RIOaxaca

Oaxaca de Juárez. Patricia Guadalupe López Mendicuti, aspirante a Fiscal General de Oaxaca enfrenta una serie de denuncias penales por diversos delitos entre los que destacan abuso de autoridad, peculado y desvió de recursos.

López Mendicuti, es además, hermana del Secretario Particular adjunto del mandatario estatal Alejandro Murat Hinojosa, y se apuntala como una de las “cartas fuertes” del gobernador para presidir la Fiscalía; sin embargo, en su corta carrera en el servicio público pesan una serie de acusaciones como las documentadas en la causa penal 279/2016 radicada en el Juzgado Penal de Garantías con sede en Salina Cruz a la cual tuvo acceso RIOaxaca.

Abogada de profesión, Patricia Guadalupe se desempeñó en la administración de la priísta Rosa Nidia Villalobos durante el trienio 2013-2016 en el municipio de Salina Cruz como regidora de Hacienda y se les imputa a las ahora ex funcionarias municipales diversas anomalías cometidas en agravio del patrimonio municipal.

En la denuncia penal se aprecia que López Mendicuti es señalada de participar en el nombramiento y creación de seis regidurías “patito” en ese municipio. Se detalla que el número de regidores de esa población se determina según el número de habitantes, por lo que a la localidad de Salina Cruz le corresponden 9 regidurías por el principio de mayoría relativa y cuatro por la vía de representación proporcional; sin embargo, el cabildo que encabezaba Rosa Nidia Villalobos, aprobó la creación de seis espacios nuevos espacios sin justificación alguna.

Se acusa que los nuevos regidores –en ese momento-, no participaron en el proceso electoral, ni formaron parte de la lista de representación proporcional de ningún partido político o coalición, sino fue producto de un acuerdo político entre los actores sociales de esa demarcación, acto que es señalado como ilegal por parte de los regidores.

Además, se le atribuye en particular a Guadalupe López Mendicuti, que como ex regidora de Hacienda firmó cheques de pago a los Concejales nombrados por el cabildo, esto sin tener la facultad legal para decidir sobre el recurso público del municipio.

Fuentes consultadas refirieron que dicho procedimiento penal se encuentra “congelado” por la Fiscalía General del Estado, ente que pretende presidir la ex funcionaria.

Por otra parte, el pasado seis de abril, el actual cabildo de Salina Cruz interpuso otra demanda ante la Procuraduría General de República (PGR) en contra de la administración pasada de la que formó parte López Mendicuti.

Según lo documentó el semanario regional Evidencias (http://www.semanarioevidencias.com/2017/04/27/el-cabildo-de-salina-cruz-2014-2016-esta-denunciado-ante-la-pgr-por-delitos-de-asociacion-delictuosa-robo-y-abuso-de-confianza-entre-otros/), donde se detalla que el 6 de abril, ocho regidores del actual ayuntamiento de Salina Cruz, presentaron una segunda denuncia por los delitos de asociación delictuosa, acceso ilícito a sistemas y equipos de informática, ejercicio indebido del servicio público, coalición de servidores públicos, robo y abuso de confianza, en contra de cabildo municipal de la administración 2013-2016.

En la denuncia los nuevos concejales solicitaron al agente del ministerio público de la federación una orden de aprehensión en contra la ex edil, Rosa Nidia Villalobos González y Patricia Guadalupe López Mendicuti, ex regidora de hacienda así como de los demás servidores públicos que incurrieron en el daño patrimonial en prejuicio del municipio de Salina Cruz.