Los niños Triquis que ponen en alto el nombre de México

La Silla Rota.

Ciudad de México.La niñez mexicana se desarrolla dentro de las difíciles circunstancias económicas, políticas y sociales que vive el país, sin embargo, esto no provoca que un grupo de jóvenes connacionales sobresalga en diferentes disciplinas y logren poner en alto el nombre de México.

Aquí algunos casos de éxito que menores mexicanos escriben en la historia del país.

El estudiante hidalguense nominado al Premio Nobel de la Paz

Por su labor como difusor de los derechos humanos, el estudiante hidalguense Daniel Alonso Rodríguez Pérez, de 19 años de edad,  comparte nominación por el Premio Nobel de la Paz 2017; aunque ha sido reconocido desde que tenía 16 años.

Dicha nominación también la recibió el presbítero mexicano Alejandro Solalinde Guerra, fundador del albergue Hermanos en el Camino, que ofrece asistencia humanitaria a migrantes, y con personajes como el papa Francisco y el ex analista de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) Edward Snowden.

Rodríguez Pérez es alumno de la licenciatura en Derecho y Ciencias Políticas en el del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Campus Hidalgo.

El joven es uno de los 318 candidatos a recibir el galardón, por el cual también compiten los presidentes Donald Trump y  Vladimir Putin.

Facultado por los estatutos de la Fundación Nobel, el académico Juan Gabriel Zamora Jiménez realizó la postulación del estudiante, quien comparte edad con la ganadora de la edición 2014, Malala Yousafzai.

Zamora Jiménez dijo al Comité del Premio Novel de la Paz que Daniel Alonso “ya tiene una conciencia social y un claro significado y aprecio por los derechos humanos, que trabajó afanosamente en su difusión mediante conferencias dirigidas a niños y jóvenes proponiendo una reforma social”, una iniciativa con la que también obtuvo el Premio Estatal de Juventud  2014.

En respuesta, el 3 de marzo recibió el aviso de la Fundación de que es uno de los 318 aspirantes a obtener el distintivo.

Los expuesto por el académico se ve reflejado en las palabras del joven: “La crisis de derechos humanos en México es evidente, situación que no es ajena en nuestra entidad federativa. Como gran parte de la república mexicana, Hidalgo tristemente se ve inmerso en estas situaciones, pues el ejercicio indebido de la gestión pública es claro, derivado de una debilidad por parte de las autoridades para salvaguardar la dignidad humana”.

Y añade: “De ello dan testimonio los casos de violencia, discriminación y desigualdad que se suscitan a diario en el estado y en el país, a los cuales, en muchas ocasiones,  no se da seguimiento alguno. Por eso urge una Reforma Social que permita transformar el tejido que nos ha creado estereotipos y modelos de vida basados en la ausencia de valores y prácticas deshonestas”.

Olga Medrano, la otra “Lady”

Mientras en las redes sociales se difundía un video donde una mujer, en estado de ebriedad y tras chocar con varios autos, ofrecía 100 pesos a un oficial para que no la detuviera, Olga Medrano, de 17 años, ganaba la medalla de oro en la Olimpiada Europea Femenil de Matemáticas.

A la par que se viralizaba la llamada “Lady 100 pesos”, otro sector del internet pedía dar difusión al logro de Medrano, quien había sido bautizada como “Lady Matemáticas”. Ahí comenzó a recibir su merecido reconocimiento mediático.

Olga fue una de las cuatro elegidas entre 196 jóvenes que representarían a México en el concurso europeo.

Tras ganar dicha olimpiada, Olga Medrano recibió una beca para estudiar matemáticas en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), una de las universidades más prestigiosas a nivel mundial.

La inteligencia, el reconocimiento y la difusión de esta joven mexicana de 17 años la colocaron entre las 100 mujeres más poderosas de la Revista Forbes.

El mexicano que era viajará a Marte

En 2015, Yair Israel Piña López fue aceptado para intervenir en el programa Orión de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Dicho programa pretende llevar una nave espacial tripulada por humanos a la órbita de Marte en 2028, por lo que el estudiante la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) será, junto con cinco personas más, parte de esta tripulación que buscará llegar a Marte.

Si bien, Yair tiene más de 18 años, es el investigador más joven de la aeronáutica espacial estadunidense. Incluso, en la preparatoria, el joven mexicano construyó un detector radioactivo.

A la par que era aceptado en la NASA el joven mexicano formuló su primer artículo científico referente a la medición de la radiación en el espacio.

Piña López, además, fue llamado a integrarse al “Project Pilot Manager” en la Universidad de Samara, Rusia, para desarrollar un componente satelital y medir la cantidad de iones en la ionósfera.

Los niños Triquis, del rezago al reconocimiento mundial

Desde una de las zonas más rezagadas de Oaxaca, un pequeño grupo de niños basquetbolistas acaparó las miradas del mundo. Con sus pies descalzos, estos jóvenes de la comunidad Triqui, ubicada en la sierra oaxaqueña, conquistaron el mundo del baloncesto.

Primero ganaron el Torneo Nacional de Básquetbol Infantil, al poco tiempo ganaron el Campeonato Internacional de Argentina, para finalmente viajar a Orlando a otra competición internacional.

Tras su llegada a Estados Unidos, donde por primera vez viajaron en avión, el boom mediático de estos jóvenes estaba en su máximo esplendor.

En tierras estadunidenses no obtuvieron los logros esperados a causa, entre otras cosas, porque los obligaron a jugar con tenis, algo que nunca habían hecho.

Sin embargo, los niños, comandados por su entrenador Sergio Zúñiga, regresarían al país en calidad de héroes, con el Cuarto Festival Internacional de MiniBasquetbol en la bolsa y el reconocimiento nacional e internacional.

Esa historia queda grabada en el imaginario colectivo del mexicano, pues lograron, en los hechos, traspasar los mitos  que abordan a la cultura nacional. Incluso su travesía quedó plasmada en un cortometraje que lleva por nombre Descalzos.

El camino de estos niños oaxaqueños sigue, compiten en diferentes torneos nacionales e internacionales, ganan torneos o quedan entre los primeros lugares, quizá no con el mismo impacto mediático que en su comienzo. La Comunidad Triqui enseñó al mundo, sobre todo a México, el significado de la pasión y entrega a través de unos niños.