Propuesta para replantear la “obvia y urgente resolución” después de madruguete legislativo

0
171

Rodrigo Islas Brito/RIOaxaca.

Oaxaca de Juárez. A dos semanas que el pleno de la 62 legislatura aprobó bajo el criterio de “obvia y urgente resolución” una iniciativa constitucional que se hizo ley unos minutos después mediante una votación fasttrack que subió de dos a cinco diputados el mínimo requerido para la constitución de una fracción legislativa, la diputada panista Alejandra García Morlan presentó una Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se adiciona el artículo 75 BIS del Reglamento Interior del Congreso del Estado en el que especifica que cuando se requiera en el Pleno Cameral que algún asunto sea tramitado de ”urgente y obvia resolución”, el autor de la Iniciativa de manera obligatoria debe explicar las consideraciones que motivan su solicitud, previo a la votación correspondiente.

Cabe recordar que la mencionada nueva ley, redactada y presentada a consideración del pleno legislativo  por el abogado y diputado perredista, Jaime Bolaños Cacho,  y que entrará en función en la próxima 63 legislatura, fue inmediatamente  descalificada por el Partido del Trabajo , con tres diputados electos para el próximo Congreso, y el Partido Acción Nacional (PAN) con cinco diputados.

Ambos partidos políticos anunciaron incluso que irán a una impugnación en la Suprema Corte de Justicia contra dicha ley , pues al PT lo deja sin fracción legislativa, y al PAN lo deja en situación muy cercana, pues uno de sus diputados para la próxima 63 a entrar en funciones es Carol Altamirano, quien por cuestiones de alianza electoral compitió en la elecciones por Acción Nacional , aunque todavía fungía oficialmente como presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), partido al que legalmente puede volver a servir en el momento en el que lo decida, cuestión que dejaría al PAN  también naufrago de fracción legislativa.

En su exposición de motivos, la también presidenta de la Comisión Permanente de Asuntos Metropolitanos, recordó  que la urgente y obvia resolución, es un mecanismo para dar trámite ágil y expedito a un asunto legislativo, sin que éste tenga que ser remitido por la Mesa Directiva a la Comisión correspondiente para que siga su proceso tradicional. En este caso, el presentador del asunto solicita a la Mesa exponer el tema dado su relevancia.

 “Es importante que las y los legisladores tengamos conocimiento de los asuntos que se están sometiendo a consideración del Pleno, pues ahí radica el sentido de nuestra votación, por ello resulta fundamental que las y los proponentes que soliciten la dispensa del trámite para la aprobación de Iniciativas, antes de la votación, expongan los fundamentos de su proposición, pues al tratarse de un trámite que no entrará en estudio al seno de alguna comisión, es necesario saber la materia y contenido de lo que se pretende aprobar ”.

Detalló que la Constitución local prevé la dispensa de los trámites, tratándose de asuntos que requieran celeridad en la resolución de algún tema en particular cuando así lo solicite el o la proponente de la Iniciativa.

La iniciativa de la legisladora panista contrasta cuando se toma en cuenta que a raíz de la aprobación de mencionada ley, la dirigencia estatal panista llamó a cuentas a los cuatro diputados panistas que con su sufragio en el pleno legislativo terminaron mayoriteando un cambio al reglamento interno del Congreso,  potencialmente demoledor para los propios intereses legislativos de su partido.

Al final de este llamado a cuentas, solo se sacó en claro un llamado a cerrar filas por parte del PAN, panorama dentro del cual la legisladora panista en su propuesta manifestó que la formación de las leyes obedece a un proceso de cuatro etapas: la presentación de la Iniciativa, discusión, sanción y promulgación de las mismas.

Alejandra García Morlan destacó finalmente que el trabajo de “las y los representantes populares es velar por el interés de la ciudadanía, para darles elementos y certeza jurídica, por lo tanto es importante que antes de emitir una votación sea a favor o en contra, conocer el asunto y así emitir un voto razonado”.