La burla de SECULTA y su oferta de becas que no paga

0
247

A pocos días que cierre su convocatoria del Programa para el Fortalecimiento de los Emprendimientos Ciudadanos Artísticos y Culturales, mejor conocido como C 15,  la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (SECULTA) sigue invitando a las y los interesados a enviar sus propuestas para obtener las becas y estímulos que este programa ofrece.

Mediante un comunicado de prensa, la SECULTA  expresa que dichos apoyos se enmarcan en su labor  por apoyar las iniciativas de la sociedad civil, “en cumplimiento al eje de Fomento del Desarrollo Cultural Sustentable del Estado de su Programa Sectorial”.

“Esto tiene un nombre: burla”, apunta sin dudarlo el escritor Víctor Armando Cruz Chávez, actual beneficiario (por lo menos en el papel) en el apartado de letras del PECDA 2015.

Beca de creación dada por la Secretaría con fondos públicos, en la que él y otros 38 creadores y artistas , fueron anunciados como ganadores a finales de julio pasado, y de que ninguno ha tenido hasta ahora, un poco más de dos meses después, mayor noticia.

Al ser cuestionado sobre la demora (nunca explicada) del convenio de beca, los pagos y del inicio de las actividades del PECDA, el escritor comentó en entrevista que ha venido monitoreando la actividad que desarrolla la SECULTA desde el inicio de este sexenio.

 “Gran parte de mi quehacer como gestor cultural profesional y como escritor está relacionado con este ámbito. Lo que percibo este es uno de los sexenios más improductivos, más cínicos y lamentables que se han dado en Oaxaca en materia de cultura”.

“Desde el cuestionable cambio de titulares que en nada contribuyeron a un verdadero trabajo en este tema; un ejemplo es el compás de espera muy benevolente que se dio para la llegada del actual diputado federal Francisco Martínez Neri, demagogo de una izquierda acomodaticia que, al llegar a la SECULTA, sólo se sentó a esperar los tiempos electorales y emprender la huida dejando sólo un desastre institucional plagado de irregularidades”.

Pero no es solo Cruz Chávez el único en mostrar su malestar ante una institución que oferta becas que al final no entrega, o entrega cuando ya no ha para que.

 Cómo la C15 de este año, la cual hay que recordar tuvo un vergonzante precedente en la C14 del año pasado, con retardos de  meses en el pago de sus dos mistraciones, que significaron el naufragio y menoscabo de muchos de los 60 proyectos artísticos escogidos.

Un artista plástico que prefiere guardar el anonimato, comenta que incluso ya ha hablado con otros becarios sobre la posibilidad de dar una conferencia de prensa donde los propios becarios denuncien “la suprema indolencia” de la Secretaría .

“Estoy muy decepcionado del nuevo secretario , Alonso Aguilar Orihuela .Pensábamos que por ser él alguien con un pasado de escritor, periodista y gestor cultural, iba a tener una mucho mayor transparencia y sensibilidad que su predecesor, pero no. Lo del cambio en la SECULTA solo ha sido un cambio de estafeta en las mismas prácticas”.

Cruz Chávez  opina por su parte que con la llegada de Orihuela, algunos sectores pensaron que las cosas iban a dar un giro positivo, pues en el papel Alonso se percibía como un hombre joven, ligado a la frontera ciudadana, y sobre todo, como antiguo director del IAGO, al pintor Francisco Toledo.

“Pero no, todo cambió para seguir igual. A la fecha ya nos empezamos a preguntar qué hay detrás del nombramiento de Orihuela, qué intereses oligárquicos o particulares han permeado esta decisión”.

“Observamos los que integramos este vasto universo de la cultura oaxaqueña, que la SECULTA está empantanada, enferma de burocracia, sin timón en un mar de desidia, arrogancia, desinterés y falta de capacidades operativas”.

Se le pregunta al escritor qué opina del mal inicio del PECDA 2015, el autor de Estaciones sobre la piedra dormida, La tinta y el dédalo e Hijos del Caos , responde con un  “ya me lo esperaba”.

“Todos sabemos la debacle que representó el C14, como lo será sin lugar a dudas el C15. Hace más de tres meses se dieron los resultados del PECDA, hubo mucha parafernalia, mucho barroquismo para transformar –según– los estatutos y la operatividad democrática del PECDA”.

Cruz Chávez aseguro que hoy solo se puede ver “ausencia, silencio y un valemadrismo muy antidemocrático”.

“Más allá de los resultados, que fueron publicados a principios de julio, los actuales precarios (no becarios) no hemos recibido una sola llamada, mensaje de celular, un hola, nada de parte de algún funcionario de la SECULTA”.

El artista plástico que se reserva su nombre confirma y  complementa lo dicho por Víctor Armando.

“El programa arrancaba, supuestamente, el primero de agosto. Echémosle cuentas”.

Cruz Chávez continúa con sus señalamientos y cuenta que en anteriores administraciones  de la Secretaría, fungió como  jefe del área editorial en un par de ocasiones donde le tocó fundar la colección, Parajes.

“La cual hoy sigue viva pero muy maltratada, dando golpes de ciego.  Los libros que editan actualmente están plagados de errores, sin una visión editorial seria y responsable”.

En cuanto al PECDA Víctor deja varias preguntas que espera que Alonso Aguilar Orihuela pueda directamente contestar.

“¿El área jurídica encargada de los convenios no sabe redactar documentos legales?, ¿la dirección encargada del programa tiene sólo gente inepta que no sabe siquiera hacer uso del teléfono? ¿el área administrativa sólo se esmera en jinetear recursos federales y estatales importándole un rábano los programas que dan sustancia a la institución?”.

“Hoy percibo un actuar mediocre de la institución,  con un presente deshilachado y gris en materia de cultura donde todos queremos ya darle la vuelta a la página sexenal”.

“No van a recuperar credibilidad ni confianza de quienes nos dedicamos a la gestión cultural y a la creación artística”.

Por su parte, el artista plástico anónimo entrevistado, asegura que si la cosa no mejora ya no tendrá caso seguir guardando el anonimato, y al preguntarle si no tiene cuestionamientos para el secretario Alonso Aguilar Orihuela, responde que lo suyo se limita a una sola petición:

“Que no siga la SECULTA bombardeando a Oaxaca con convocatorias de ensueño que nunca podrá operar y hacer efectivas.  Eso se llama burla”.

Última palabra de la cual los dos becarios de la SECULTA entrevistados definen como el sentimiento que ha permeado sobre los verdaderos alcances  institución desde hace varios años.