Concluye Defensoría proceso formativo a custodios de instituciones preventivas para adolescentes

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca concluyó el 3 de septiembre último el proceso de formación para capacitar y sensibilizar al personal de seguridad y custodia de la Dirección de Ejecución de Medidas para Adolescentes (DEMA) de la Secretaría de Seguridad Pública del estado. 

Como parte de la estrategia para el fortalecimiento de la cultura de respeto a los derechos humanos en el estado de Oaxaca, la Defensoría inició este proceso de formación el 24 de agosto de este año en la sede de su Coordinación General para el Fortalecimiento de la Cultura de los Derechos Humanos, ubicada en Arteaga 414, en el centro histórico de la capital oaxaqueña. 

Este proceso de formación constó de seis módulos de contenidos, en los cuales se trataron los temas de desarrollo personal, derechos humanos, perspectiva de género, enfoque de derechos humanos de niñas, niños y adolescentes, desarrollo físico, cognitivo, afectivo y social de los niños, niñas y adolescentes, así como el Sistema de Justicia para Adolescentes. 

La Defensoría del Pueblo de Oaxaca busca mediante la coordinación con instancias como el Instituto de la Mujer Oaxaqueña, la Coordinación para la Atención de Derechos Humanos, el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas por medio de su representación estatal, y la organización civil Espiral por la Vida A. C., garantizar el respeto a los derechos humanos de adolescentes en situación de reclusión. 

La clausura de este proceso formativo fue presidida por personal del Consejo Estatal de Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (CEDNNA), del Centro Especializado de Internamiento para Adolescentes de la Secretaría de Seguridad Pública, y por la coordinadora general de Fortalecimiento de la Cultura de los Derechos Humanos de la Defensoría, Irma Lucía González Espinoza. 

El organismo defensor, mediante su Coordinación de Fortalecimiento a la Cultura de los Derechos Humanos, puntualizó que las servidoras y servidores públicos que participaron en este proceso de formación adquirirán herramientas, conocimientos y habilidades que les permitan aplicar la perspectiva de derechos humanos en sus actividades institucionales.