La cultura del Mototaxi

Según versiones de vecinos de la colonia Alemán ayer se registró un bloqueo en la calle Vicente Guerrero,  por parte de choferes y concesionarios de mototaxistas, en su resistencia porque algunas de sus unidades fueran confiscadas  como parte de un operativo puesto en marcha a mediados de esta semana  por  elementos de la  Policía Estatal y la Policía Vial, que tiene como propósito la confiscación de mototaxis piratas.

Los vecinos señalan que efectivamente algunas unidades, pertenecientes al Frente Popular 14 de Junio, fueron decomisadas por las fuerzas del orden (trece en total según algunas versiones)  pero que pudieron haber sido más de no haberse registrado el acto de bloqueo.

 

Este tipo de operativos se dieron luego de que un grupo de mototaxistas pretendieran a principios de esta semana apersonarse por su obra y gracia en la clasemediera Colonia Reforma, desatando de inmediato el rechazo de los colonos.

No así en la otra Colonia Reforma, la Reforma Agraria, colonia colindante con la Alemán donde los mototaxistas son desde hace tiempo parte del paisaje urbano

“Acá en la colonia los mototaxistas ya son parte  de la economía”, comenta un vecino de la Reforma Agraria que pide guardar el anonimato.

“Son una mafia, y no le gusta mucho que los cuestiones. Al amigo de un compadre le fue como en feria. El traía su cuttlas y un motoxista se le fue a estrellar contra la portezuela”.

“Le cayeron como cucarachas. Cuando el amigo se dio cuenta, ya estaba rodeado de mototaxistas, y para colmo, su líder vivía a una cuadra de donde fue el choque “

El entrevistado relata que al final el amigo de su compadre tuvo que ir por las refacciones que le exigió el ejército de mototaxistas, salvo pena de no soltarle el coche.

“Son salvajes y son violentos, se meten en sentido contrario. Son peleoneros, si te confrontas con uno se te avientan todos”.

Comenta Alejandra Melchor, quien cinco de los siete días de la semana tiene que circular por la calle Vicente Guerrero para llegar a la preparatoria privada en la que imparte cátedra.

Alejandra asegura que de milagro no se ha estrellado contra un mototaxi , aunque ha quedado a dos centímetros de hacerlo.

“Y ya ni siquiera es para decirles, no sé, oye , ten cuidado. Porque te responden con palabras bastante ofensivas”.

Los vecinos consultados cuentan que por otra parte el mototaxi les resulta a algunos de ellos un medio de transporte bastante práctico, y hasta barato (aunque también se habla de que eso cada vez está disminuyendo mas, pues las tarifas están subiendo)

“El mototaxi es ya toda una cultura y los mototaxistas ya son como los nuevos urbaneros. Hacen lo que quieren y saben que solo siendo mas gandallas que los demás es como van a seguir permaneciendo”

Yo por lo pronto ya aplique esa de si no puedes con ellos, úneteles”

Dice el vecino consultado que no quiere que su nombre se haga público.  Se le pregunta si esto significa que ya compró una concesión de mototaxi o algo parecido.

El entrevistado responde que él no contesta preguntas que luego puedan ser utilizadas en su contra.