Isabel II duda de su heredero; príncipe Carlos planea reinado austero

La reina Isabel II teme que Gran Bretaña se escandalice por el diferente estilo de monarquía que planea elpríncipe Carlos, según una nueva biografía de su heredero al trono.

De acuerdo al libro Charles: The Heart of a King, la pasión del príncipe por adoptarcausas inusuales ha generado inquietud en elPalacio de Buckingham, donde Isabel, de 88 años, superará enseptiembre a la reina Victoria como la monarca con más años en el trono.

En los corredores y habitaciones traseras y apartamentos privados del Palacio de Buckingham hay una creciente ansiedad en momentos en que el reinado de la Reina entra en lo que una persona con acceso llama ‘el inevitable ocaso'”, según Catherine Mayer, autora de la biografía, que saldrá por partes con el diario Times.

Al definir su rol como heredero, el príncipe ha marcado una redefinición de la monarquía. Algunos cortesanos, y la misma soberana, temen que ni la Corona ni sus súbditos toleren el impacto de lo nuevo”, agregó.

El padre de Carlos, el duque de Edimburgo, es uno de sus más feroces críticos, según el libro, y cree que el príncipe muestra un “comportamiento egoísta” al colocar sus “pasiones cerebrales” antes que sus deberes reales.

Hasta Carlos mismo es citado por la autora diciendo: “Solo me embarco en los desafíos más difíciles (…) Quiero aumentar las aspiraciones y recrear la esperanza de la desesperanza y la salud de las penurias”.

Una portavoz del palacio declinó realizar comentarios sobre el libro, pero una portavoz del Príncipe de Gales divulgó un comunicado detallado, diciendo que Mayer no había tenido acceso exclusivo a Carlos y enfatizó que su libro no era una biografía oficial.

El hijo mayor de la reina Isabel II fue eclipsado por años por la princesa Diana, su primera esposa que falleció en un accidente automovilístico en París en 1997.

En el 2005, Carlos se casó con Camilla Parker Bowles, quien algún día se sentará junto a él como reina consorte según la actual suposición del palacio, escribió Mayer.