Preocupante el estado de la educación media superior en Oaxaca

Oaxaca es la tercera entidad con mayor porcentaje de jóvenes de 15 a 18 años que no están cursando la preparatoria y que tampoco terminaron la secundaria. El 42 por ciento de los jóvenes en este rango de edad no cursan la Educación Media Superior, a juicio de muchas y muchos de estos jóvenes trabajar y ganar dinero es mucho más importante que completar unos estudios que a la larga no van a significarles nada en un país de eternas oportunidades fragmentadas, como el mexicano.

Este y otros datos fueron comentados en la presentación de los documentos: Después de la Educación Media Superior: Un Análisis para el Estado de Oaxaca y Educación Media Superior Rural en Oaxaca: Diagnóstico, la cual contó, entre otros, con la participación de Miguel Szekely, asesor del Banco Mundial y autor del primer documento mencionado, y Raja B. Kattan, gerente líder del Sector Social para África, también del Banco Mundial.

Entre otras de las cosas que se mencionan en los documentos es que Oaxaca y sus indicadores educativos se encuentran por debajo de los indicadores nacionales, pero que paradójicamente su tasa de deserción escolar es menor a la media nacional.

Referente a la prueba Enlace para la Educación Media Superior, del 2012, sus resultados mostraron como que mientras a nivel nacional el 36.7 por ciento de los alumnos registran un nivel de lectura rescatable o considerable, en Oaxaca hay un 70 por ciento de alumnas y alumnos de preparatoria que no leen bien, ni son capaces de comprender lo que leen.

Miguel Szekely marcó dos principales retos para la consecución de una calidad en la educación media superior. Primero es el optimo entendimiento y asimilación de las variables culturales y sociales que envuelven a la población indígena, y después medidas de redistribución de la dispersión poblacional, término que se refiere a la salida progresiva de población de los centros mayormente poblados, con el fin de ir ocupando áreas nuevas de terrenos generalmente agrícolas,

Entre las principales recomendaciones de los dos documentos presentados para la implementación de políticas públicas por parte del gobierno estatal con la finalidad de abatir las serias problemáticas que aquejan el ejercicio de la educación media superior en Oaxaca, se encuentran:

El desarrollo de una oferta educativa atractiva, la implementación de mas becas, la introducción de mecanismos de detección y apoyo a alumnos en riesgo de abandonar la escuela y la puesta en marcha de programas que flexibilicen y faciliten el estudio de la educación media superior a jóvenes y adultos que trabajan.