Masticadero político II: El Chapo en Oaxaca

Empezamos una semana productiva y continuamos masticando, en días pasados hubo varios temas en la agenda que vale la pena comentar, aquí iniciamos.

Naranja Naranja

Muy interesantes las acciones que realiza el secretario de seguridad Alberto Esteva, que si conciertos, que si exposiciones, que si llevar la banda de música a la fama; bailar danzón; dar café a los enfermos y… de seguridad, pues ponerles chalecos fosforescentes a los policías, darles uniformes nuevos y decidir que el color de la seguridad en Oaxaca será el naranja, que para suerte de sus afiliaciones, el naranja sí es un color asociado con la actividad que se realiza en la Secretaría, sí la de seguridad, no las culturales, ni altruistas.

Nuestro secretario entró muy animoso a darle vida a esa secretaría, pero bien haría en dejar de priorizar las actividades culturales y sorprendernos con algunas acciones enfocadas verdaderamente a la seguridad; es verdad que necesitamos un sentido humano, pero también queremos resultados, que tal en materia de feminicidios; robos; manifestaciones; protestas municipales y tanto y tanto que se ha vuelto el pan diario.

Y las sesiones

De acuerdo a la Ley Municipal para el Estado de Oaxaca los ayuntamientos como órganos deliberantes deberán resolver colegiadamente los asuntos de su competencia y sesionar por lo menos una vez a la semana y cuantas veces sea necesario, en problemas de urgente resolución a petición de la mayoría de sus integrantes, pero resulta que hay municipios que todavía no pueden manejar ni hora, ni fecha, ni lugar, pues están realizándolas al ritmo que sus adversarios lo permiten, ya que de otra manera grupos inconformes con la autoridad municipal, irrumpen para impedir la toma de acuerdos o demostrar que se vive sin mandato ni orden.

Es tiempo que esos grupos muy bien ubicados en Atzompa; Xoxocotlán o Santa Lucía dejen de dañar a los habitantes y condenar al municipio a otros tres años de destierro.

Va un aplauso

Y hablando de sesiones, como las buenas prácticas hay que reconocerlas va un aplauso a las diferentes instancias que reciben dinero público y que en un ejercicio de transparentar su trabajo transmiten sus actividades en vivo, ya sea por televisión como el Canal del Congreso que da cuenta de las sesiones y actividades de las cámaras de diputados y senadores, asimismo el municipio de Oaxaca de Juárez que transmite las sesiones de cabildo y el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, que como organismo autónomo, transmite las sesiones de consejo.

Como puede usted apreciar son pocas las instituciones que realizan esta práctica, las grandes ausentes son: la Cámara de Diputados local; la Comisión de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales, mejor conocida como Cotaipo que debería poner el ejemplo; y el Tribunal Superior de Justicia.

Con el avance de la tecnología no se requieren grandes inversiones, por ejemplo, el Canal del Congreso es un esfuerzo mayúsculo porque transmite en televisión, pero el municipio de Oaxaca de Juárez se apoya de una universidad para transmitir, y el IEEPCO modestamente transmite solo con una cámara, en estos dos últimos la señal es por internet.

Es una cuestión de voluntad, de querer transparentar, en la Cámara de Diputados local deben de dar cuentan a quienes emitieron su voto y quieren conocer el trabajo que realizan quienes ahí cobran un sueldo de dinero público, abordan temas públicos y toman decisiones del orden público. La LXII Legislatura inicia y está en buen momento de sumarse, quizás el problema que se prevé es que anunciarían a una hora la transmisión de las sesiones y empezaría: una, dos, tres, cuatro, cinco horas tarde, lo cual a todas luces con o sin transmisión, es una falta de respeto.

En Cortv también dan becas…

Chisme que se armó en la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (Cortv) luego de anunciar el pasado jueves la destitución de la subdirectora general de la Cortv, Rosario Santamaría, y de la subdirectora de radio, Jazmín Aquino; no es para menos, la desatención por parte del aparato burocrático provocó una bomba de tiempo insostenible en la paraestatal.

Sin embargo, para solucionar un gran mal se requiere de una gran solución, la cual no se ve para cuándo llegará. Trascendió que a cambio de esos movimientos en la Cortv, a la zimateca Jazmín Aquino se le otorgó una beca en una carísima escuela de la Ciudad de México. Va estudiar derechos humanos, dicen. De ser verdad, ojalá le sirva para mejorar el trato hacia los demás.

Pero quedan las incógnitas, si a Jazmín le dieron una beca ¿Qué le habrán dado a los demás funcionarios despedidos? ¿Cuándo cae Rubén Ortega Cajiga? ¿Van esperar que el canal siga paralizado?

Fernando Miguel secretario general de la delegación Oaxaca del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Radio y la Televisión (STIRT), declaró a Rioaxaca que la Cortv “requiere una reorganización, donde la ciudadanía debe de ser parte fundamental, porque actualmente no ve reflejado el sentir de los oaxaqueños, pese a que es una televisora del pueblo”. Talento oaxaqueño hay, falta alguien que mueva el timón en la dirección correcta.

El Chapo en Oaxaca

La noticia sobre la detención del capo de la droga más famoso de México corrió como un reguero de pólvora el sábado por la mañana. En redes sociales, portales de los periódicos más influyentes y televisoras del país no se dejaba de comentar el acontecimiento.

Por cierto escuchamos en la radio cómo Joaquín López Dóriga, mejor conocido como “teacher” (no sabemos de quién por cierto), le echó la culpa de la anterior fuga del Chapo a Vicente Fox y Milenio televisión le dedicó su programación completa a alabar el operativo y al presidente Enrique Peña Nieto, saque usted sus conclusiones.

Mientras eso pasaba, en Oaxaca y sus redes sociales circulaba la noticia de la detención del Coordinador General de Educación Media Superior, Ciencia y Tecnología, Fausto Díaz Montes por elementos del ejército mexicano. Al final todo se aclaró y solo fue la confusión del Chapo por el Dr. Fausto. Juzgue usted la imagen.