Niños basquetbolistas, ejemplo de tenacidad y entrega: Avilés

Son ejemplo para las y los oaxaqueños, nos enseñan a asumir una nueva conciencia colectiva y trabajo en equipo porque “unidos sí podemos”.

Los niños basquetbolistas de la región triqui, son para las nuevas generaciones, ejemplo invaluable de lo que representan en las personas los valores como la tenacidad, la perseverancia, la disciplina y primordialmente el trabajo en equipo.

Así lo manifestó el presidente de la Junta de Coordinación Política de la LXII Legislatura estatal, Alejandro Avilés Álvarez, entrevistado luego de que en Sesión Solemne, el Congreso del Estado entregó reconocimientos a los niños basquetbolistas y a su entrenador Sergio Zúñiga por sus logros deportivos.

“El Congreso del Estado se congratula al reconocerse el trabajo, logros y esfuerzos de los niños basquetbolistas, quienes han conquistado importantes escenarios, no sólo en nuestro país, sino a nivel internacional como en Argentina y los Estados Unidos, poniendo en alto el nombre de Oaxaca”, recalcó.

Afirmó que los niños triquis son grandes por los sueños que albergan en sus vidas y curiosamente no son grandes de edad. “Los valores del esfuerzo, entrega y unidad, sin duda son principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas. Hoy los pequeños basquetbolistas, aunque niños, se están realizando con sus triunfos”.

Dijo que con este ejemplo, a los oaxaqueños y oaxaqueñas nos proporcionan una pauta para reformular metas y propósitos, personales o colectivos. “En esos niños vemos nuestros intereses, sentimientos y convicciones más importantes”.

Destacó que con su actitud, los niños triquis dan una lección a Oaxaca que si estamos unidos, si podemos hacer las cosas y nos enseñan a asumir una nueva conciencia colectiva y de trabajo en equipo.

Avilés Álvarez señaló que los valores, actitudes y conductas están estrechamente relacionados. Cuando hablamos de actitud nos referimos a la disposición de actuar en cualquier momento, de acuerdo con nuestras creencias y valores. Los valores se traducen en pensamientos, conceptos o ideas, pero lo que más apreciamos es el comportamiento, lo que hacen las personas como este grupo de niños de la etnia triqui.