DDHPO investiga denuncias de violencia en instituciones educativas de Oaxaca

0
283

La violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes no deben ser tolerada en ningún espacio público ni privado, tampoco minimizada, es por ello que ante las denuncias de acoso sexual hechas por las estudiantes de instituciones educativas de nivel medio superior y superior, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca inició procesos de investigación ante posibles violaciones a derechos humanos cometidas por el personal de dichas escuelas.

El organismo defensor inició de forma oficiosa los cuadernos de antecedentes DDHPO/CA/0100/(01)/OAX/2023  al tener conocimiento que alumnas del plantel 01 del Colegio de Bachilleres del Estado de Oaxaca realizaron un tendedero de denuncias de acoso sexual, además abrió el cuaderno DDHPO/CA/0103/(01)/OAX/2023  por acciones similares en otras instituciones educativas como los Centros de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicio número 26 y 123,  así como escuelas pertenecientes al Sistema de Universidades Estatales de Oaxaca y la Universidad Lasalle.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca reconoció el esfuerzo y el valor de las estudiantes para hacer estas denuncias públicas, pues varios de los señalamientos son hacia docentes o personal de las instituciones educativas, lo que las coloca en una situación de vulnerabilidad, además pidió no estigmatizar ni criminalizar este tipo de denuncias.

Agregó que este tipo de acciones no deben ser minimizadas, sino tomadas en cuenta, pues ellas tienen derecho a ser escuchadas, además su actuación representa un avance respecto a desnormalizar la violencia y un cambio de paradigma por parte de las adolescentes y las jóvenes, quienes por medio de estas acciones pacíficas reclaman ser escuchadas y que se les garantice su derecho a vivir libres de violencia.

Ante esto, la Defensoría llamó al Estado a tomar medidas integrales que permitan garantizar a las alumnas una educación libre de violencia, así como que tome medidas para sancionar y prevenir este tipo de casos.

La Defensoría advirtió que cualquier forma de violencia en instituciones educativas es una grave violación a los derechos a la integridad y libertad personal de las adolescentes y las jóvenes, quienes son las principales víctimas, especialmente cuando se trata del acoso y abuso sexual, pues son agredidas tanto por sus compañeros y docentes.

La DDHPO resaltó que las denuncias en las que se señala como responsables a docentes o personal de las instituciones educativas son altamente preocupantes, por el contexto en el que se presentan, ya que existe una relación desigual, pues los docentes y trabajadores de las instituciones educativas ostentan posiciones de poder frente a las estudiantes, lo que aumenta su vulnerabilidad.

Por ello, la Defensoría de los Derechos Humanos hace un llamado al Estado a que realice las acciones necesarias que permitan primero conocer la magnitud de la situación y atender en forma individual e integral cada uno de los casos y en los que se requiera brinde el acompañamiento a las adolescentes y jóvenes que necesiten presentar una denuncia ante instancias procuradoras de justicia.

Asimismo, la institución autónoma señaló que es necesario que los diferentes niveles educativos de la entidad cuenten con protocolos de actuación ante casos de violencia de género como el acoso al interior de las instituciones educativas, para que puedan brindar una atención inmediata e integral.

Finalmente, la Defensoría también instó a que los procesos que se inicien realmente deriven en sanciones efectivas hacia quienes violenten a las adolescente y jóvenes con acciones como el acoso, agresiones, expresiones verbales, misoginia, ciberacoso, intimidaciones y entre otras.