Maldita Vecindad y María Elena Ríos lanzan nueva versión de “Chacahua”

Agencias

 La Maldita Vecindad y los hijos del quinto patio lanzaron una nueva versión de la canción Chacahua, en colaboración con la saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos Ortiz, misma que además de sumarse al llamado de justicia para ella, es un pronunciamiento contra el racismo que prevalece en México. 

María Elena relata que desde el año pasado, a través de un mensaje mediante Instagram, Pato, guitarrista de La Maldita Vecindad, la contactó para invitarla a colaborar con ellos en una canción.

Se trata de  una nueva versión de Chacahua, una canción dedicada a Oaxaca y a las personas afromexicanas, donde quisieron darle voz mediante la música a María Elena, víctima de intento de feminicidio, tras sufrir el primer ataque con ácido documentado en Oaxaca. 

En las conversaciones que la saxofonista sostuvo con los integrantes de la agrupación formada en la Ciudad de México en 1985, acordaron que las intervenciones musicales se grabarían en casa, ante el aislamiento por Covid-19. 

Así que María Elena aportó su estilo y elementos de la música oaxaqueña con su saxofón, intervenciones que grabó en audio y video. Desde entonces, floreció entre la banda y la oaxaqueña una sólida amistad. 

“Me han manifestado que es con mucho respeto, con cariño y para visibilizar lo que me pasó. Me he quejado con ellos de todo lo que me ha pasado. Son muy buenas personas, gente muy bonita”, señala sobre su relación con la banda. 

“Échale, Malena, fuerza femenina… Oaxaca”, se escucha en el track en voz de Roco, el vocalista de La Maldita, quien da paso a la intervención del saxofón. Cabe mencionar que en marzo de  este año, Sax, el integrante del grupo, falleció a causa de complicaciones por Covid-19. 

Participar en esta nueva versión inspirada por la tierra de los pueblos negros en Oaxaca, “me hace sentir feliz, porque en medio de tanta revictimización y de la manera en la que los cómplices de los agresores me quieren seguir lastimando y truncando los pocos pedazos que quedaron de mí, tocar y que me inviten ellos, la maldita vecindad, me hace sentir muy abrazada, porque exigir justicia de manera verbal es muy desgastante”, confiesa Malena. 

“Me siento viva a  través de la canción y es muy gratificante. No sólo se trata del apoyo para mí, sino la pieza para mí es significativa, Chacahua es un lugar donde he sido muy feliz, donde fui libre, vi amaneceres y pesqué mi comida. En la noche ver las estrellas en tus manos, a través del brillo de la laguna”, dice. 

Para ella, la nueva versión aporta frescura a la canción que, aunque tiene más de 10 años, habla de los pueblos afromexicanos, que aún hoy, sufren exclusión y violaciones a sus derechos fundamentales. 

“Como sociedad no somos empáticos hasta que algo nos pasa, es cuando vemos los problemas sociales que nos acogen a todos, uno de ellos es el racismo, algo contra lo que he querido luchar y me lastima desde antes de lo que me pasó. México es un país moreno y esa violencia, a los morenos, se ejerce desde hace más de 500 años, se discrimina por el tono de piel y yo coincido en esa lucha porque me lastimaron la piel y me han hecho sentir vergüenza de ella, algo que también pasa con las personas afrodescendientes”, sostiene. 

María Elena empatiza con el movimiento “Poder prieto”, desde donde suma empatía y lucha para visibilzar a los pueblos negros. “Al final todos somos humanos”, dice al tiempo de reconocer la importancia de la lucha contra la discriminación y el racismo.