T-MEC no es el fin del mundo, la relación sigue: Seade

La Jornada

En reunión con un grupo de legisladores de Estados Unidos que llevan a cabo una consulta en relación al T-MEC (proyecto de acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá), el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que este mecanismo es benéfico para las tres naciones.

Más tarde, el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Jesús Seade, relató parte del encuentro: “El Presidente les dijo que él quiere tener una relación muy buena, que la tenemos muy buena, que si hay preocupaciones se pueden discutir para ver de qué se trata, pero también (no lograr) el tratado no es el fin del mundo: la relación sigue y podemos tener después otro acuerdo bilateral en el que se metan cuestiones, por ejemplo, de migración”.

Es decir, refirió el subsecretario, “ver más hacia el futuro, una relación dinámica, no que ahorita es todo o nada o qué. No ser fatalistas de que lo que está y lo que no está ya no estuvo”.

El mandatario recibió en Palacio Nacional a un grupo de legisladores (casi todos del Partido Demócrata y sólo uno del Republicano) encabezados por Earl Blumenauer, de Oregon, presidente del subcomité de Comercio. “Les expresé que nuestro gobierno está a favor del tratado porque lo consideramos benéfico para las tres naciones”, escribió el mandatario en un mensaje de Twitter.

El subsecretario Seade expuso por su parte que “hubo buena química” con los invitados estadunidenses, quienes realizan la visita “en muy buen plan”.

Agregó que el presidente López Obrador habló también del tema migratorio, en especial de los proyectos para impulsar el desarrollo de los países centroamericanos, así como de su política en la materia, sustentada en el respeto a los derechos humanos.

Después del encuentro, los invitados recorrieron un área de Palacio Nacional guiados por el Presidente. Luego fueron conducidos al patio central donde los anfitriones, entre ellos Martha Bárcena, embajadora en Estados Unidos, mostraron a los legisladores los murales de Diego Rivera.

En la delegación participaron también John Creamer, encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos, así como los congresistas Ron Kind, Terri Sewell, Judy Chu, Stephanie Murphy, Jimmy Gómez, Rosa DeLauro, Filemón Vela y George Holding.