Para sobrevivir en 2021, el PRD está dispuesto a cualquier alianza

Forbes

Ciudad de México. Para que la historia del Partido de la Revolución Democrática (PRD) continúe e incluso sobreviva a las elecciones de 2021, sus dirigentes analizan mantener coaliciones con Acción Nacional (PAN), hacer alianzas con organismos civiles, e incluso y aunque lo considera difícil, cerrar filas con Morena, cuya aparición mermó las filas del perredismo.

Respecto a una posible alianza con Morena, dice que “habría que valorar estado por estado, las condiciones, si en lo local podríamos ir en alianza con otros partidos”, platica Ángel Ávila Romero, el secretario general del partido, en entrevista con Forbes México.

Después de los pobres resultados del Sol Azteca en las elecciones de julio en 2018, el partido comenzó un proceso de transformación, renovación y refundación; y parte de esto es invitar a organizaciones civiles que tienen intenciones de convertirse en partidos políticos a unirse al partido, ya que por sí solas es poco probable que alcancen los requerimientos que pide el Instituto Nacional Electoral (INE), apunta, el líder nacional del PRD.

“Estamos en pláticas con más de 10 organizaciones, tienen las puertas abiertas, para así construir una agenda común para hacerle frente a Morena”.

Para los próximos comicios, agrega, se proyectan alianzas con el partido blanquiazul en estados importantes como Guerrero, Michoacán y San Luis Potosí.
En las elecciones presidenciales de 2018, el PRD obtuvo 2.8% de la votación, el sexto lugar en la contienda, detrás de Morena, Acción Nacional, el Revolucionario Institucional, el Partido del Trabajo y la candidatura independiente de Jaime Rodríguez Calderón.

Por otro lado, en su coalición México al Frente (PAN-PRD-MC), obtuvieron 61 escaños por elección directa en la Cámara de Diputados, así como 12 por representación proporcional, pero en la actualidad el partido sólo cuenta con 11 lugares. En el caso del Senado de la República obtuvo ocho lugares, aunque hoy en día sólo son cuatro los que pertenecen a esa bancada.

El PRD ha iniciado un proceso de afiliación hasta el 30 de enero, debido a los requerimientos del INE, los cuales les piden contar con el 0.26% del estado nominal, lo cual significa unos 230 mil ciudadanos aproximadamente. A lo largo de casi un mes han logrado aproximadamente 90 mil afiliaciones, cuenta el líder nacional del partido.

Abunda que en las votaciones del 2 de junio de este año les funcionó muy bien la mezcla de candidatos internos y externos en Baja California, con Jaime Martínez Veloz como candidato a gobernador; en Durango, donde ganó 16 ayuntamientos en coalición con el PAN; en Aguascalientes, donde sólo obtuvo un municipio; y Puebla, con Enrique Cárdenas en alianza con el blanquiazul por la gubernatura.

“Creo que el caminito ya lo conocimos ahora en estas últimas elecciones, y es lo que hay que volver a hacer, que vengan ciudadanos libremente al PRD, sus propuestas y capacidades. Eso se tendrán que valorar más que la pertenencia a una corriente”.