Servicios adicionales influyen en el precio de la gasolina: Onexpo

Economista

La Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) aseguró que en los cálculos que realiza el gobierno federal para determinar los precios a los consumidores de las distintas gasolineras del país se deben tomar en cuenta múltiples elementos, como servicios adicionales que se ofrecen en los establecimientos, la imagen, iluminación y seguridad de las estaciones, calidad en los combustibles y atención especializada, mismos que elevan los costos de algunas marcas del país.

“Las herramientas disponibles para informar al público sobre la ubicación y precios de las gasolinas y el diésel son de gran utilidad para transparentar el mercado, pero es conveniente incluir otros factores que el consumidor evalúa al momento de decidir en donde comprar su combustible”, explicó Roberto Díaz de León, presidente de la organización en su cuenta de Twitter.

Por una parte, los precios de los combustibles están directamente ligados a los del mercado internacional y el primer trimestre del 2019 estos presentaron incrementos superiores al 40% en la relación anual. Los precios se manejan en dólares, por lo que el tipo de cambio influye también en los incrementos.

Además, advirtieron que “estos incrementos configuran una tendencia de igual o incluso mayor volatilidad en lo que resta del año”.

Por otra parte, el mercado mexicano de gasolinas registra diferencias regionales en los precios, por el impacto de la logística de suministro de los combustibles a las terminales, su almacenamiento y distribución según la región o grupo. En el país hay 21 clústers que Petróleos Mexicanos (Pemex) estableció como grupos para surtirse en terminales con precios diferentes por volumen y región.

A la vez, las 76 terminales de Pemex están clasificadas en tres grupos: Golfo, Centro, Noreste y Sureste; Pacífico, y Frontera y Noroeste, que presentan distintas dinámicas de precios.  

Los distintos tipos de estaciones de servicio operan con diferentes costos y gastos, tales como ubicación, tamaño, plantilla de personal y tipos de combustibles, a los que se añaden otros como la administración y operación regulatorios, financieros, de mercadotecnia y los impuestos regionales que se erogan en las distintas localidades.

En lo que se refiere a las diferentes calidades del producto final, detallan que la regulación establece características de octanaje y de especificaciones ambientales, con lo que hay una calidad diferente para las gasolineras de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey gracias a la aplicación de la NOM-016-CRE-2016, en la cual se restringe a 5.8% el contenido de etanol luego de pruebas de afectación a la capa de ozono, mientras que en el resto del país se eleva a 10 por ciento.

“La oferta de combustibles se caracteriza por ofrecer productos finales diferenciados con aditivos que permiten mayor rendimiento. Hay más de 90 tipos de combustibles que representan competencia de calidades de producto final”, detallaron.