Masticadero Político: El Medio Maratón Rock and Roll Oaxaca, negocio privado, con cargo al bolsillo de los oaxaqueños

Se han percatado que el Gobernador Alejandro Murat solo pruebe algunos eventos deportivos, eso sí, no cualquiera.

Bueno, uno de éstos es el Medio Maratón Rock and Roll Oaxaca, que, por cierto este año se realizará su segunda edición.

En esta semana, Murat, personalmente, participó en la presentación de esta carrera atlética, de 10 y 21 kilómetros.

El año pasado, a través de la Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte (CECUDE), que dirige Montserrat Heinze; se asignaron más de 15 millones de pesos a la organización.

No hay que perder de vista que esta carrera es una actividad con fines de lucro, que organiza un grupo de la iniciativa privada.

Esos millones de pesos ya los quisieran, para su preparación, deportistas oaxaqueños destacados que pagan sus entrenamientos y sus viajes de preparación con recursos propios, e incluso, se endeudan para cumplir con su ciclo deportivo.

Si no, pregúntele a la triatleta Cecilia Ramírez, que en septiembre ganó el Triatlón Gold Coast 2018, en la categoría juvenil, que se realizó en Australia.


Todo mundo se dio cuenta, excepto los diputados locales (bueno, eso aparentaron), que el Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos fue al Congreso del Estado, como dicen los istmeños, a “jugarles la cabeza” a los legisladores.

El colaborador del Gobernador Alejandro Murat, sí, no se confundan, aunque la Fiscalía General del Estado es “autónoma” en la ley, en la práctica, Vasconcelos obedece las instalaciones del mandatario estatal.

Bueno, el Fiscal recitó una larga lista de cifras sobre carpetas de investigación, casos judicializados, sentencias condenatorias, etcétera.

Pero realmente, Rubén Vasconcelos presentó cifras negativas, sino cómo es posible que 7 de cada 10 asesinatos de mujeres que, entre 2017 y 2018, fueron denunciados; llegaron ante un juez.

Este dato se perdió en el cúmulo de cifras sueltas que dio el funcionario estatal en la Tribuna.

El titular de la Fiscalía General no respondió a las preguntas sobre casos específicos, como: los asesinatos de María del Sol Cruz Jarquín y de Ivanna Mingo.

Eso sí, el Fiscal acarreó a los burócratas de su oficina, o por lo menos a los más ruidosos; para que le aplaudieran.


La selección del nuevo integrante del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción ya se convirtió en un asunto de chunga.

Primero, la Comisión de Selección del Sistema Estatal anticorrupción anuló a todos los aspirantes registrados, porque, aseguró, no cumplían con el perfil y advirtió vínculos políticos. Y declaró desierto el proceso.

Tres doritos… perdón, semanas después; esta Comisión emitió otra convocatoria y, de entrada, estableció que aquellas personas a las que descalificó siempre sí podrán participar

Todo indica que, otra vez, este proceso está diseñado a la medida de una persona, que, tal vez, no se había registrado tras la primera convocatoria o, de los aspirantes descalificados, ya le echaron el ojo a uno.

Expulsión de MORENA si diputados desaparecen poderes en Tlaxiaco

Las disputas y la búsqueda del control político regresaron a la LXIV Legislatura de Oaxaca, así quedó expuesto en la intentona de desaparecer poderes en el municipio de Tlaxiaco por parte de la coordinadora de MORENA, Laura Estrada Mauro y un bloque de 15 diputados que coordinan con el Senador Salomón Jara Cruz.

Sin embargo, dicho intento no prosperó, pues a esa tentativa se opusieron nueve legisladores de la misma bancada. Nos dicen los informados que Laura Estrada en alianza, ya previamente pactada, con diputados del PRI y del PT colocar un administrador municipal en la silla del ex diputado Alejandro Aparicio Santiago, asesinado el día de su toma de posesión.

Pero vamos por partes, el intento por desaparecer poderes en Tlaxiaco tiene que ver con la búsqueda del control político y económico de la zona. Y es que, en ese municipio derivado de la configuración actual del cabildo, el grupo del Senador Jara Cruz solo mantiene el control sobre tres concejales, el resto camina con el bloque de Sesúl Bolaños, Secretario General de MORENA y del delegado especial, el diputado Ericel Gómez Nucamendi. Allí el fondo del asunto.

El intento llevaba nombre y apellido, los legisladores que coordinan con el Senador ya hablaban de designar a quien hoy es delegado del gobierno federal en la zona, Gabino Ortiz como el nuevo administrador. Así iba el acuerdo, pero no lograron los votos necesarios.

Al grado que el secretario general, Sesúl Bolaños tuvo que enviar un oficio a todos y todas las legisladoras que pertenecen a MORENA para recordarles los principios del partido y de paso, advertirles que su deber como legisladores es “votar en contra de la desaparición de poderes en Tlaxiaco” o de lo contrario se haría del conocimiento de la Comisión Nacional de Honor y Justicia, es decir un proceso de expulsión pues. Qué tal eh. En fin, por hoy ese caso solo se queda en el anecdotario, mañana, quién sabe…