El rey Lewis Hamilton y el favorito local, Checo Pérez

Excélsior.

Ciudad de México. Lewis Hamilton, piloto de Mercedes, quiere que su cuarta visita a este país sea memorable y para ello, aunque muestra moderación en cada una de sus apariciones ante medios, es bien sabido que un triunfo en el GP de México, como el de 2016, le daría la mejor corona de todas: en uno de los podios más emocionantes de la Fórmula 1.

Para lograr su quinto título, que lo pondría a la altura de Juan Manuen Fangio, sólo necesita asegurar 351 puntos, es decir, terminar en los siete primeros lugares (sin importar si gana su acérrimo rival de Ferrari, Sebastian Vettel), toda vez que, con dos carreras por disputarse, el total de unidades son 50… y aunque el germano ganara este GP, la diferencia sería de 51.

Mi meta es ganar la carrera para conseguir el título, eso es lo que quiero”, dijo Hamilton, quien en 2017 aseguró la corona en la CDMX con un noveno lugar. “Este año ha sido uno de los que más he disfrutado… con todas las cosas por las que he tenido que pasar. Si logro ganar el campeonato será del que más me enorgullezca”.

Con nueve victorias y 346 puntos, Lewis Hamilton quiere ponerle fin de una vez a la agonía de Vettel.

Mientras que Hamilton ha ganado seis de las últimas ocho carreras, Vettel no gana desde Bélgica en agosto. Los otros cetros de Lewis fueron en 2008 con McLaren y los de 2014, 2015 y 2017 con Mercedes.

Desde muy temprano, el Autódromo Hermanos Rodríguez se vistió de colores para recibir por cuarto año al hilo a la F1, mientras que el mexicano Sergio Pérez prometió llevar a su Force India lo más lejos posible, por debajo de los equipos reinantes (Mercedes, Ferrari Red Bull) y por encima del resto de la parrilla.

El objetivo, como mínimo, es sumar puntos aquí, pero espero que este fin de semana dé lo mejor de mí para entregar un buen resultado. Creo que hay que ser congruentes, deberíamos estar luchando por ser el mejor del resto. Renault fue muy fuerte el fin de semana pasado pero creo que deberíamos estar ahí y sumar muchos puntos para el equipo”, indicó Checo en la conferencia de prensa, con la cual se inauguran las actividades del Gran Premio de México en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Checo logró un podio en Azerbayán y ha puntuado en 10 de 18 carreras que se han disputado. Ahora está en casa. “La gente, los medios, aquí en México todo mundo está emocionado por la carrera”.

Hablando de 2019, cuando su compañero de equipo sea probablemente Lance Stroll, el tapatío aseguró que el hecho de que el joven volante sea hijo del dueño de Force India no le afectaría.