Tormenta tiene a Cuba y México bajo alerta. A Florida pudiera llegar como huracán

Elnuevoherald.com

Ciudad de México. Cuba y México están bajo alerta de tormenta por la decimocuarta depresión tropical, que se fortalecería este domingo y pudiera golpear a Florida convertida en un huracán tras reactivarse de nuevo el Atlántico.

La depresión tropical tiene vientos máximos sostenidos de 35 millas por hora (55 km/h), aunque se pronostica un fortalecimiento y se espera que se convierta en la tormenta Michael en el transcurso de este domingo, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

“El sistema pudiera convertirse en huracán el martes en la noche o el miércoles”, alertó el CNH, cuyos pronósticos para los próximos cinco días lo ubican como huracán categoría 1 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

Se encuentra a 100 millas (165 km) al sur de Chetumal, México, y 240 millas (390 km) al sur suroeste del extremo oeste de Cuba, y pudiera tocar tierra en Estados Unidos entre Alabama y el noroeste de Florida el próximo miércoles.

Las bandas externas de la depresión tropical pudieran producir acumulaciones totales de lluvia de 2 a 4 pulgadas en los Cayos de Florida hasta el lunes.

Hasta el momento, se ha emitido un aviso de tormenta tropical para la provincia de Pinar del Río y el municipio especial Isla de la Juventud, en Cuba, y para la costa mexicana desde Tulum hasta Cabo Catoche.

Los meteorólogos recomiendan a las personas que residen a lo largo de la costa noreste y centro del Golfo de México mantenerse atentos a la depresión tropical.

Se espera que el sistema tropical arroje entre 3 y 7 pulgadas de lluvia sobre el oeste de Cuba y de 2 a 4 pulgadas en la península de Yucatán, Belice y la parte norte de Honduras hasta el martes. Es posible que se produzcan acumulaciones de hasta 12 pulgadas en el oeste de Cuba.

Un área separada de fuertes lluvias se espera a lo largo de la costa del pacífico de América Central y México, incluyendo Nicaragua, El Salvador, Guatemala, y el estado mexicano Chiapas.

En muchas de esas zonas la lluvia puede causar inundaciones repentinas que amenazan vida, alertó el CHN.