Participantes de la caravana Viacrucis Migrante, víctimas de amenazas de muerte

La Jornada.

Juchitán, Oax. En el segundo día de la caravana Viacrucis Migrante en territorio istmeño, cerca de 250 centroamericanos arribaron la noche del viernes a Ciudad Ixtepec y se ubicaron en el auditorio municipal, mientras unas 800 personas más pernoctaron en el parque central del municipio de Santiago Niltepec.

El activista Irineo Mújica hizo un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno a brindar mayor seguridad a los integrantes de la caravana, debido a que durante su trayecto han recibido amenazas de muerte por exigir respeto a sus derechos y un alto a la violencia.

Entre el calor y el viento que comenzó a soplar en la región, los integrantes del Viacrucis Migrante salieron de Tapanatepec a muy temprana hora del viernes y avanzaron a pie durante varias horas hacia Santiago Niltepec, y otros tantos recibieron el apoyo con vehículos para llegar a Ciudad Ixtepec.

En la caravana, coordinada por el defensor de los derechos humanos Irineo Mújica, participan migrantes –en su mayoría originarios de Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua– mujeres, hombres y menores de edad, así como integrantes de la comunidad lésbico gay.

Pedimos mayor seguridad, nuestra meta es llegar primero a Puebla, donde vamos a tener talleres de orientación educativa, luego viajaremos al norte del país rumbo a Caborca, Sonora, en donde realizaremos acciones para exigir un alto a la violación de los derechos humanos de los migrantes, manifestó Mújica.

Además de las autoridades de protección civil y de los servicios de salud de Oaxaca, integrantes del grupo Beta del Instituto Nacional de Migración acompañan a los migrantes en este viacrucis.

En el municipio de Tapanatepec fueron apoyados con alimentos y víveres de parte de personas solidarias de la localidad, así como de autoridades de Protección Civil del estado y del Instituto Oaxaqueño del Migrante.