Presenta Rector de la UABJO, primer informe de actividades

Maribel Martínez/RIOaxaca.

Oaxaca de Juárez. El Rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) rindió este viernes su primer informe de actividades universitarias.

En compañía del gobernador del estado de Oaxaca, y en compañía de ex rectores de la máxima casa de estudios de Oaxaca, Eduardo Carlos Bautista Martínez, señaló que la UABJO se mantiene como la primera opción educativa del Estado por la diversidad de los programas que se ofertan y las instalaciones. Esto coadyuva a que cada año incremente el número de solicitudes de ingreso.

Resaltó que uno de los principales retos que enfrenta la universidad es la ampliación de la matrícula, sin embargo requiere mayor subsidio.

En el primer año de trabajo a su cargo se han conseguido entregar 9 mil 536 becas representando el 36% de la matrícula de la Universidad, con un recurso destinado de más de 63 millones de pesos.

Recalcó el reconocimiento de 3 nuevas facultades por su ampliación educativa, facultad de economía y facultad de enfermería Huajuapan y Tehuantepec.

“La administración tiene como eje central apoyar la formación integral del estudiante en el desarrollo de competencias académicas y personales”.

Dijo que para el ejercicio fiscal 2016, la universidad recibió un subsidio ordinario de 944 millones 129 mil 714 pesos y extraordinario de 216 millones 769 mil 400 pesos, mientras que para el 2017 se encuentran recibiendo un subsidio ordinario de 971 millones 112 mil 630 pesos, destacó que han implementado un plan de austeridad con el objetivo de mantener el cuidado de los recursos lo que ha permitido una reducción de más de 50 millones de pesos respecto al ciclo anterior.

Bautista Martínez resaltó que pese a tener un presupuesto limitado se ha logrado hacer mucho con poco.

Afirmó que esta administración rechaza todas las formas de violencia y estaremos a la salvaguarda de la comunidad estudiantil.

El rector abundó que la Rectoría está comprometida a que la educación presupuestal no se convierta en una fuente de conflicto, que los problemas estructurales puedan ser atendidos de manera integral con participación del Estado.