Conflicto agrario en San Juan Juquila Mixes, una “bomba de tiempo”

Ignacio Martínez Platas/RIOaxaca.

Oaxaca de Juárez. San Juan Juquila Mixes, del distrito de Yautepec, una comunidad de usos y costumbres ancestrales, localizada en el punto trino, de los distritos de Tlacolula, Yautepec y Mixes, considerada una de las zonas de mayor producción de mariguana, además de que es una de las rutas migratorias de indocumentados, y por si fuera poco, ya está bajo la influencia negativa de transportistas del Sindicato Libertad.

A éstos ingredientes, se le agrega un añejo conflicto agrario entre las cabeceras municipales de San Juan Juquila Mixes y sus vecinos de San Pedro Ocotepec, que aderezados con la asesoría del ex-presidente de la Junta de Conciliación Agraria del gobierno del estado, Encar Zamora y por el otro lado, la intromisión de Adelfo Regino Montes y de su colaborador en la Secretaría de Asuntos Indígenas, (SAI), Hugo Aguilar, hacen de éste conflicto una verdadera bomba de tiempo.

Gracias a su ubicación geográfica y a su envidiable clima, la zona se ha convertido en un invernadero natural que produce la mejor mariguana del estado, que alejada de todo operativo policiaco y militar, es el lugar ideal para hacer florecer el negocio del narcotráfico.

Aunado a lo anterior, el tráfico de indocumentados que promueve el sacerdote Alejandro Solalinde desde Ciudad Ixtepec, es una de las nuevas rutas migratorias utilizada por los “polleros” para evitar los retenes policiaco-militar y del Instituto Nacional de Migración, (INM), hasta llegar a la ciudad de Oaxaca o en su caso a la ciudad de Tuxtepec y continuar hacía su objetivo, la frontera norte.

La ruta que utilizan los indocumentados que salen de Ciudad Ixtepec, continua por Guevea de Humboldt-Santiago Ixcuintepec-San Miguel Quetzaltepec, con la opción de tomar hacía San Pedro Ocotepec y salir a San Juan Juquila Mixes, para llegar a la nueva autopista a Oaxaca y la segunda opción, tomar hacia San Isidro Huayapam para salir por el Bajo Mixe hasta llegar a Tuxtepec y seguir su ruta a la frontera norte..

El conflicto agrario, data del 22 de septiembre de 1975, cuando la entonces Secretaría de la Reforma Agraria, (SRA), por Resolución Presidencial, dotó de 47, 977 28 89 hectáreas de tierras comunales a San Juan Juquila Mixes, del distrito de Yautepec.

En contraparte, a San Pedro Ocotepec, del distrito Mixe, la dependencia, únicamente lo consideró en la misma Resolución Presidencíal como su Anexo Agrario, lo que generó la inconformidad de los comuneros y pobladores, que desde hace 41 años buscan que el Tribunal Unitario Agrario les conceda la categoría de Núcleo Agrario Independiente y puedan contar con su carpeta básica.

Sin embargo, la intromisión del ex –presidente de la Junta de Conciliación Agraria del Gobierno del Estado, Encar Zamora, en la asesoría legal a los comuneros de San Juan Juquila y el manipuleo del ex –titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas del gobierno del estado, Adelfo Regino Montes y de su colaborador, Hugo Aguilar, han convertido éste conflicto agrario, en un asunto político-electoral y social.

El saldo violento, es un menor asesinado a balazos, seis viviendas incendiadas en la Agencia Municipal de Guadalupe Victoria perteneciente a San Juan Juquila Mixes, comunidad que ha quedado convertida en un pueblo “fantasma”, luego de que cientos de sus habitantes emigraron a San Pedro Ocotepec en donde se encuentran en calidad de refugiados.

En Guadalupe Victoria, cuyos habitantes acordaron disgregarse de su cabecera municipal San Juan Juquila, para agregarse a San Pedro Ocotepec, han externado su temor a ser asesinados por sus vecinos de San Juan, por lo que abandonaron sus hogares, pertenencias y animales domésticos para emigrar a Ocotepec en donde viven provisionalmente en albergues.