Las muchas Alicias en la escalera del K-1280º

0
351

Rodrigo Islas Brito/RIOaxaca.

Oaxaca de Juárez. Alicia Jiménez describe simple K-1280º, dice que su escultura ocupa el espacio tridimensional y al ocuparlo genera un impacto integral en el espectador, invitando a su observación desde distintos ángulos, y permitiendo una interacción.

”Una instalación es una pieza que se activa cuando el espectador interactúa con ella. Si no hay interacción no existe una instalación, no existe una pieza de arte”.

Alicia sonríe pero no demasiado, la pasión por su obra le puede más que ser amable. Alicia pasa de una palabra a otra a velocidad segura, sostenida, rapaz, arroja lo que denomina como “su propuesta en acción”.

“El arte debe ser parte del cotidiano de las personas y este debe responder al contexto de los espacios públicos y privados, así como al lenguaje de los espectadores, llegar a mezclarse con el paisaje urbano y en el caso de los espacios públicos integrándose al ambiente, llegando incluso a desaparecer”.

Alicia, muchas Alicias, aquella que responde, y aquella que respira hondo para hacerlo, o para no hacerlo, o para ahondar más en sus propias paráfrasis, en sus propias preguntas.

Apunta que hoy más que nunca debería existir una consciencia entre las personas con respecto a su entorno, con un respeto realmente consciente por el espacio público, que “al final es nuestro espacio en común”.

“Todos tenemos que vivir juntos, para también poder vivir juntos felizmente”. Jiménez, que también ha sido “Malicia” habla sobre Buda, sobre como un monumento se instaló en un lugar, solo porque era historia.

Después, frente al templo de Santo Domingo y la catedral de Oaxaca, K-1280º cobra razón, exige vida. Su escalera que tal vez más bien sea un intento de competencia del infortunio, de medallero del estar abajo.

Con perros sobre perros, animales sobre animales, que probablemente al final solo sean ovejas ladrando. Lo que sea que es, K-1280º se apersona entre la gente.

Obliga a los viejos, lleva a los niños a jugar, invita a los novios a mirar, presiona a los extranjeros a preguntar. Jiménez recuerda que hoy, o al menos hasta el día de ayer, Oaxaca estaba de fiesta.

“Nuestra pieza busca convertirse en un monumento que irrumpa en el espacio público, para conmemorar la libertad de expresión en nuestro Estado, esa libertad de poder realizar todo tipo de manifestaciones sociales, culturales y artísticas”.

Libertad sobre la Alicia comenta que hoy quiere ser expropiada por “agentes del infortunio”. “Por gente que solo quiere condenarnos a que malas cosas vienen”.

Alicia frontal se empalma con Alicia por las ramas y dice que lo que busca es romper el cotidiano.

“Trascender en las personas, invadir su espacio común, provocar ideas, sentimientos, reacciones físicas, un “algo” que penetre en su rutina diaria y sea provocador”.

Alicia Jiménez informa a quien quiera desinformarse que el colectivo K-1280º respeta al espectador. Pero que lo está presentando es una pieza para ser desenvuelta y activada por el público.

“Para que la lectura que se le quiera dar a esta pieza sea infinita” Dice Alicia, una Alicia, muchas Alicias.