Secretaría de Cultura, posible mecanismo de control: Suter y Álvarez

0
287

El artista visual Gerardo Suter  y el músico y compositor Javier Álvarez, ambos parte del Sistema Nacional de Creadores de Arte de este país, hablan y  reflexionan  en un encuentro con la prensa sobre el advenimiento de una nueva Secretaría de Cultura a nivel nacional, cuya existencia se encuentra en estudio y cabildeo en el Congreso Federal.

Suter juzga que actualmente se cuentan con muy pocos elementos para decir si está bien o está mal la existencia o no de este nuevo organismo.

Está bien que la cultura se separe de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y se cree una Secretaría de Cultura, pero hay que ver en qué términos va a operar esta nueva dependencia. “¿Cómo  va a operar su presupuesto?”.

Por su parte Álvarez, asevera que nadie puede negar que es una buena idea el unificar todas las instancias culturales en su solo concepto, pero remarca que no se debe de perder de vista “la independencia que el CONACULTA (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes) ha tenido con respecto al Estado Mexicano.

“Porque si bien es una institución del Estado, CONACULTA ha permitido que muchísimos artistas puedan desarrollarse y hacer planteamientos que cuestionan al mismo Estado”.

El compositor de música para danza y cine, espera que aún con una nueva y flamante Secretaría de Cultura, se siga dando fruto al trabajo de artistas que sean capaces de cuestionar a un sistema.

“Lo menos interesante es que esta Secretaría de Cultura se vuelva una tiendita de apoyos, es lo que no debe de suceder. Que no se convierta en un mecanismo de control para los artistas”.

Suter explica que hoy es oportuno ver cuál es la política cultural en términos de políticas públicas. “Eso no está claro”.

“Hay que ver dentro del programa nacional de desarrollo que rol juega la Secretaría de Cultura y a que lineamientos va a estar sujeta”.

Álvarez puntualiza que hoy México es potencia artística, aunque los propios mexicanos no se reconozcan así.

“Si esto va a ser una política asistencialista, eso no nos interesa. Necesitamos una política que promueva la participación de los jóvenes  y un acceso a la cultura de las mayorías”.

“Está claro que un país con guitarras es mejor que un país con armas, y estamos llenándonos de estas últimas”.

“Si no responde a esto esta nueva y supuesta  Secretaría de Cultura, y si nosotros somos la razón de ser de este tipo de instituciones , algo va a tener que pasar”.

Se le cuestiona a Suter y Álvarez si el sistema de becas que rige la cultura del país no es  ya por si solo un sistema asistencialista.

Álvarez responde que “no exactamente,  muchos de estos programas vienen asociados a actividades de retribución social”.

“Esto deriva en que muchos jóvenes reconozcan al arte como una posible vía de desarrollo, una manera de vida. La existencia de las becas fomenta la creación de arte, aunque a veces se haga mal uso de estos programas”:

Suter  alega que nadie cuestiona  al Sistema Nacional de Investigadores, el cual desde sus punto de vista vendría a ser un equivalente del Sistema Nacional de Creadores del cual, él forma parte.

“Estamos en del mismo estatus. Nadie dice que el programa de investigadores es asistencialista ¿Porque lo tienen que decir del de creadores? ¿Que acaso los creadores no están generando conocimiento, cultura, aportando algo a este país?”.

“Las becas son un apoyo a seguir produciendo, a seguir investigando. Con la diferencia  de que el caso del Sistema Nacional de investigadores hay 22 mil de ellos que reciben un apoyo mes con mes”.

“En el historial del FONCA, desde que se creó el programa solo hay 1200 creadores. Y habría que ver si las dos nos son equiparables en cuanto al impacto que han tenido en la vida pública del país”.

“Decir que uno es asistencialista y el otro no, es un juego perverso del sistema que lo repite para que se convierta en una verdad Apoyar la formación o creación de nuevas obras no se valora. Creen que nada mas nos dedicamos a hacer lo nuestro y nos encerramos en nuestro taller. Pero no es así”.

Suter afirma que la gran mayoría de creadores de arte con trayectoria y con beca dan clases en las universidades.

“En todos los estados hay escuelas de artes visuales. Existen 350 entre públicas y privadas,  a todos los niveles en el país. Estamos haciendo un trabajo social muy fuerte, cotidiano de formación de cuadros. De preparación de artistas con otro punto de vista, de gente critica”.

Álvarez complementa, dice que como creadores y maestros  están involucrados en la formación de posibles críticos a un sistema que también los cobija.

“Los políticos son sordos a la crítica, no les llega, pero si les incomoda. Los artistas tenemos el potencia del ser incómodos. Una Secretaría de Cultura pone en riesgo eso. Que diga te voy a dar un apoyo a condición de que calladito te veas más bonito”.

Gerardo Suter  considera finalmente que el arte no puede ser inocuo, ni tampoco las posturas artísticas. Además de que dos artistas de tanta trayectoria como él y Javier Álvarez no tienen “nada que perder” al hablar de estos temas.