“Me voy tranquilo, no me pudieron comprobar nada”: Esteban López José

Esteban López José, todavía consejero presidente de la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (COTAIPO)  era uno hace un año, y es otro hoy, a unos  días de abandonar su puesto.

En el inter, él y las otras dos consejeras del órgano garante, Erendira Fuentes Robles y Sheyla Ramírez Ricardez fueron señalados públicamente con acusaciones de desvió de recursos, despidos injustificados, de hacer uso de justificantes presupuestarios con facturas de empresas fantasma y haber instaurado hacia el interior de la institución un régimen de terror potenciado con variadas tácticas de amedrentamiento.

“Hay muchos chismes y mala información. Se hablo mucho de una supuesta corrupción. De que los tres nos íbamos millonarios. Hoy estamos sometiendo nuestra declaración patrimonial en versión pública en nuestra página (la de la COTAIPO)”.

“Ahí está todo, cualquier oaxaqueño podrá abrir la pagina y conocer que tenemos, que tuvimos, que no tuvimos y que deudas tenemos, ahí está todo. No tenemos nada que ocultar”.

José concluye que por una disposición muy personal  de cada uno de los tres consejeros decidieron hacer pública su declaración patrimonial.

“Desde el Congreso, algunos diputados señalaron que en esta institución había actos de corrupción, por lo cual nos sometimos a una auditoria por acuerdo del propio Congreso, sobre el ejercicio del 2014”.

El entrevistado dice que en próximos días se dará a conocer el informe de auditoría a la todavía COTAIPO, notificado por la Auditoria Superior del Estado, donde según Esteban López de veinte resultados evaluados solo en ocho hubo observaciones.

“Nos calificaron como de las mejores instituciones evaluadas” López agrega que incluso se le recomienda a la Secretaría Finanzas que l reembolsen lo poco más de dos millones de pesos que se les descontaron al órgano garante, en el 2014.

“La administración del recurso fue a cuentagotas. En el 2015 estamos en las mismas circunstancias. Con proveedores con seis meses de retraso, porque no nos administran el recurso. Muchos de ellos ya no quieren darnos servicio”.

El consejero presidente acepta que se cometieron abuso de orden financiero, pero que estos  se detectaron con oportunidad, y que la responsabilidad todo ello es del administrador de la COTAIPO del año 2013, del que no quiere dar su nombre argumentando una protección de datos personales.

A él le adjudica José las facturas apócrifas de la Comisión filtradas a la prensa, y un faltante de 2mas de un millón de pesos detectados que están siendo reembolsados a la secretaría de finanzas porque no fueron gastos efectivos”.

Cuenta que ha sido promovida la inhabilitación de la función pública del funcionario.

José recuerda que apenas ayer, Fuentes, Ramírez y el mismo comparecieron ante la Comisión Instructora del Congreso, quien ya ha puesto en marcha el nombramiento de nuevos consejeros mediante una convocatoria pública y el cambio del órgano garante de Comisión a Instituto.

“El Congreso designara a nuevos consejeros. Una vez que sea sean elegidos y tomen protesta vendrá un proceso de entrega- recepción”.

“Por disposición de ley la Comisión transmitirá todos bienes y obligaciones al instituto , pero este será objeto de un nuevo diseño de imagen institucional”.

El todavía consejero afirma que él, Fuentes y Ramírez nunca pudieron llegar a acuerdos con el Consejo Consultivo Ciudadano de la Comisión, y que ese será el principal  reto del nuevo instituto del órgano garante que está por conformarse.

“Mi deseo es que los nuevos consejeros y Consejo Consultivo coadyuven con el órgano garante, lo que no pudimos hacer nosotros”.

José asegura que de los integrantes de dicho consejo algunos fueron asesores  de diputados y otros todavía se encuentran en esa función.

“Sus expectativas respondían a intereses económicos. Lo digo muy claro, ese fue el planteamiento de inicio y yo les dije no. Querían disponer de recursos”.

“Yo les aclaré ustedes son honoríficos por disposición de ley, ellos me decían, somos transparencia, ¿quién se va a meter con transparencia? Y yo les dije no, aquí el que firma soy yo”.

“Hicieron incluso un plan de trabajo con seis millones de pesos  de presupuesto, donde pedían edificio propio y plazas. Yo les volví a decir que no”.

José no da nombres , pero asegura que al final estos integrantes del consejo y asesores legislativos fueron sus críticos más acérrimos, los que le terminaron declarando la guerra.  

Sobre la métrica de medición de honestidad pública y transparencia, que para Oaxaca bajo varios lugares del 2010 al 2014, culpa de la que se responsabiliza a la COTAIPO y sus tres consejeros, Esteban expresa que esto se debió principalmente a diferencias de metodología de evaluación a la hora de establecer los índices.

“Teníamos un mandato de cinco años y nos dejaron a dos años y medio. Significa que tenemos alto índice de movilidad. Hubo un municipio que sacó cero que desplomó el promedio”.

 Respecto a los nuevos consejeros, José se afirma que se manejan varios nombres de varios partidos pero que todavía no hay nada seguro.

“Serán negociaciones que podrá generar inconformidades y señalamientos al partidazgo de  grupos parlamentarios. Aunque al final están tratando finalmente de hacer su trabajo”.

Algo parecido opina el cuestionado funcionario sobre los señalamientos de que con sus reformas aprobadas el Congreso se está haciendo del poder del órgano garante electoral.

“No es el congreso, es el pueblo que le confirió esa facultad”.

Aun con el escenario en el que termina su gestión, José comenta que espera que el Congreso ratifique mínimo a uno de los tres actuales consejeros en su gestión.

“Traemos el pulso de operación. Sabemos que retos hay”.

De regreso a la Reforma político electoral y sus leyes secundarias aprobadas por la actual legislatura local, José opina que quitan párrafo importantes que desde la constitución federal se prevén en materia de transparencia.

“Aquel que dice que el derecho de acceso  a la información publica no tendrá que ser oneroso, ni tendrá que fundamentarse ni motivarse la razón para el acceso. Esto es fundamental para el derecho”.

Finalmente, notoriamente disminuido anímicamente a comparación a sus declaraciones de hace un año, antes de que estallaran los señalamientos de corrupción que terminaron por marcar su gestión, el consejero presidente Esteban López José afirma sobre su futura partida de la reformada COTAIPO.

“Me voy tranquilo de todo señalamiento hecho. A mí que comprueben. He visto notas que dicen que soy un empedernido ¿cuando alguien me vio saliendo de borracho de un bar o de una cantina?.

“Cumplí con mi parte, dejo una institución con muchos retos”.