Pide Defensoría a PGJE investigar muerte de abuela y nieta en Huautla

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca solicitó a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Oaxaca que investigue los hechos en que perdieron la vida una niña de cuatro años de edad y su abuela.

La Defensoría inició de oficio el cuaderno de antecedentes número DDHPO/CA/0126/(22)/OAX/2015 con motivo de la información difundida por medios de comunicación sobre una persona de 59 años y su nieta de cuatro años de edad que fueron halladas muertas por golpes en el interior de su domicilio, ubicado en Llano Verde, jurisdicción de Agua del Cerro, Huautla de Jiménez.

El organismo defensor intervino en este caso en atención al derecho superior de las niñas, niños y adolescentes, al derecho de las mujeres y varios otros que fueron violados con estos homicidios.

Según la información difundida en medios, la muerte de la niña y su abuela pudo ocurrir entre la noche del 1 de febrero y la madrugada del día siguiente, pues el 2 de febrero, poco después del mediodía, familiares de las víctimas hallaron sus cuerpos con huellas de golpes en las cabezas de ambas.

Los medios que difundieron este suceso indicaron que la necropsia practicada a los cuerpos confirmó que la causa de los decesos fue por traumatismo craneoencefálico producido por objeto contundente, es decir, por fuertes golpes en la cabeza.

La Defensoría señaló que el 25 de noviembre de 2014 su titular, Arturo Peimbert Calvo, externó su preocupación por el aumento de feminicidios en la entidad, debido a lo cual con llamó a las autoridades estatales para prevenir la creciente violencia por motivos de género en Oaxaca.

Por este motivo, la Defensoría solicitó a la Procuraduría General de Justicia del Estado que en un plazo de cinco días informe si con motivo de los hechos difundidos ya inició la averiguación previa, y para que emita un informe de las medidas realizadas a fin de esclarecer ese doble delito.

La Defensoría permanece vigilante de que en las actuaciones de las instancias de gobierno prevalezca el respeto por los derechos de la mujer, y el organismo defensor está comprometido a trabajar para que el conocimiento y la observancia de dichos derechos sean efectivos en el territorio estatal.